Adán hizo “el uno” en gurupa sureña y tiene que repetir para soñar con el campeonato

Anoche sumó 9,33 puntos, la marca mayor que el jinete larroquense ha logrado en su participación en Jesús María. Quedó séptimo, a 5,65 puntos del primero, por lo que necesita sumar todo lo que pueda para mantener la chance de ganar la categoría.  Hoy es la última jornada del festival.

 

 

 

La Tosca, la yegua de Luciano Simó de Perez Millán en la provincia de Buenos Aires, fue la mejor monta que Adán Calero realizó en la edición número 54 del festival de doma y folclore de Jesús María. Con los 9.33 que sumó anoche, superó su propia marca que logró en la tercera jornada de jineteada sobre el lomo de “el Candil”, cuando cosechó 9 puntos para ganar también en aquella noche.

Ahora tiene 46,99 puntos y quedó a 5,65 de Emilliano Lalli, el jinete de La Rioja que lidera en gurupa.

La tordilla, después del segundo corcovo, fue combinando saltos y sacudones laterales con cuartos de giro, hasta dar una vuela completa, que exigieron al máximo la pericia del jinete, tarea que fue valorada por el jurado. Después cortó para el lado del alambrado con bellaqueadas cortas hasta que sonó la campana. Adán nunca perdió el dominio de su cuerpo y se mantuvo firme sobre la cruz del animal.

Cuando los apadrinadores lo bajaron se lo vio feliz, esta vez el sorteo le había dado una buena monta en la que pudo demostrar mucho más que en siete de las ocho jineteadas anteriores. Sospechaba con razón que el jurado iba a valorar el grado de dificultad y que se podía acercar un poco a los líderes de la categoría.

Lo bueno es que también ayudó a que la delegación de Entre Ríos se colocara en el segundo puesto, entre las 26 participantes, a poco menos de 7 puntos de la de Jesús María, que puntea en la tabla..

Más allá de que aún tenga alguna chance matemática de pelear el campeonato, alcanzar dos veces la máxima puntuación en el festival mayor de jineteadas que tiene el país, es un verdadero orgullo para él y para toda la afición que lo sigue. El solo hecho de ser uno de los representantes de Entre Ríos lo convierte en un gran campeón.

Adán se había ganado el derecho a estar en gurupa sureña en Jesús María, luego de la clasificación que logró en un festival realizado en los Conquistadores el 4 de noviembre pasado. Un año antes de eso había estado “parado” bastante tiempo para poder recuperarse de dos accidentes laborales, uno cumpliendo tareas rurales y el otro en una jineteada.