AGMER: El congreso extraordinario define en Larroque si acepta la nueva oferta salarial

El gremio docente debatirá hoy si acepta o rechaza la última propuesta del gobierno que incluye la actualización automática de haberes, la primera, con los haberes de junio. El fin de la conciliación obligatoria, extendida hasta el 25 de abril, habilitará a que tanto los sindicatos como el estado puedan tomar decisiones libremente.  

 

 

Mientras el salón del Polideportivo aún estaba vacío, esta mañana el Secretario General de AGMER le comentó a Periódico Acción que «la tarea de hoy de los congresales es primero dar todos los debates que históricamente nos damos ante coyunturas como ésta y finalmente resolver qué se hace con la propuesta presentada el día 22″.

Consultado sobre si hay alguna sensación de decisión del congreso, Pagani señaló que «está claro que en este mundo hiperconectado uno sabe cuáles son las definiciones de cada departamento, pero queremos ser muy prudentes porque el congreso, que es la máxima autoridad de nuestro sindicato, es el que debe dar en definitiva las estrategias y las definiciones más importantes».

Respecto del ajuste de haberes por inflación, el secretario comentó que «desde enero empezamos a plantear en los medios y al propio gobierno a partir del 5 de Febrero, que fue la primera reunión, que había dos cosas centrales: primero recuperar lo perdido en el año 2018, donde el proceso inflacionario fue superior al aumento salarial, y lo segundo tener para el año 2019 una cláusula gatillo que por lo menos no nos hagas perder respecto a la inflación».

En ese sentido opinó que lo ofrecido por el gobierno «no es como lo queríamos nosotros, sobre todo la queríamos mensual y apareció semestral el primer semestre y trimestral para segundo y así con otras cuestiones que somos críticos» puntualizó.

Consideró además que «esta etapa que estamos atravesando los trabajadores, en un contexto inflacionario que deterioran el poder adquisitivo del salario, la cláusula gatillo es lo que «más o menos» resguarda de no perder respecto a la inflación».

Respecto de lo que pasó hace cinco años en Larroque, cuando AGMER determinó un paro por 72 horas y movilización provincial y si puede surgir del debate algo parecido, Pagani afirmó que «todo puede salir dentro de los planes de acción, uno más duro uno más suave, puede salir aceptación o una contrapropuesta, todo es posible yodo dependerá de los mandatos que traen los departamentos».

Lo que haya que hacer
Pagani explicó que «la conciliación obligatoria se extendió hasta el día de mañana, porque vamos a tener una audiencia donde vamos a comunicar lo que este Congreso de Larroque resuelva, y a partir del día 26 las partes quedamos liberadas, tanto la patronal como nosotros, para llevar adelante las medidas que entendamos que tenemos que llevar adelante, por lo tanto a partir del 26, finalizada la conciliación, llegado el caso que el congreso defina medidas fuerza, se llevarán adelante».