Al maíz el balotaje le cambió la cara


La relación de precios con la soja es la más favorable de los últimos cinco años. Si los candidatos cumplen su palabra de eliminar retenciones al maíz el precio probable en cosecha debería ser de 155 dólares.

maizcNo hay dudas de que este ha sido el año más atípico y con más incertidumbre que nos ha tocado vivir en esta última década, para poder analizar el comportamiento de los mercados, y seguirá siendo así hasta que esté definido quien será el próximo presidente de los argentinos.

El productor ha paralizado prácticamente su actividad comercial, mientras lo pudo hacer, a la espera del resultado del próximo 22 de noviembre. Luego vendrá el tiempo hasta la asunción del próximo presidente.


Por la época del año, el productor se puede dar el lujo de seguir esperando en tomar decisiones de siembra, pues en el caso del maíz de segunda o tardío hay tiempo hasta diciembre para sembrar y en algunas zonas hasta el mes de enero.

Los que ya decidieron sembrar soja y han barbechado temprano no tienen tiempo para mirar atrás y ya están en plena época de siembra de la soja de primera. Pero aquellos que todavía tenían la esperanza por la recuperación de los precios del maíz están en una situación mucho más holgada para cambiar su plan de siembra.

Decíamos un par de meses atrás, y antes que se produjera la suba en el mercado de maíz, que 2016 era un año para diversificar y no apostar todo a un solo cultivo: la soja. Y por este motivo sugeríamos incluir el maíz en la rotación.


La fuerte baja en la superficie con maíces tempranos fue el resultado de una decisión del productor de haber tomado en cuenta la fotografía de ese momento, y no haber escuchado como sería la película hasta 2016. Decíamos en ese momento que el maíz tenía más posibilidades de recuperación de su precio, en comparación con la soja, y eso fue lo que sucedió.

Desde principios de octubre hasta la primera semana de noviembre, el maíz subió 18 dólares en el disponible (17 por ciento) y 14 dólares para la nueva cosecha (abril).

Mientras que en el mismo período la soja subía 16 dólares tanto en el disponible como a futuro. Vemos que el maíz ha tenido una mayor suba absoluta y relativa que la soja. Ha respondido a las expectativas que ha generado el cambio de gobierno, y el anuncio de los candidatos de la eliminación de las retenciones tanto al trigo como al maíz. Este fue el principal motivo que impacto en la suba de los precios del maíz, mientras que la soja ha demostrado estar ajena a las expectativas electorales. En este sentido, el mercado de soja tiene más fundamentals bajistas que alcistas.

Hay 18 millones de toneladas de soja disponible en manos de productores retenidas a la espera del cambio de gobierno, Estados Unidos confirma la segunda cosecha récord de su historia, Brasil está en camino a su cosecha récord por arriba de los 100 millones de toneladas y la Argentina que estará muy cerca de los 60 millones de toneladas. Hoy el maíz abril 2016 en el Matba está cotizando arriba de 145 dólares, mientras la soja mayo 2016 se mantiene en 228 dólares.

La relación de precios soja: maíz se ubica ahora en 1,57:1, las más beneficiosa para el maíz de los últimos cinco años. No es cuestión de apostar todo a un solo cultivo; es solo aplicar el sentido común y diversificar el portfolio de siembra ¿Qué pasaría si los precios de la soja mayo 2016 van en busca del FAS teórico que hoy es 200 dólares, y el productor apostó todo a un solo cultivo?

Por este motivo se recomienda diversificar e incluir al maíz en la rotación, por que los márgenes del cereal han mejorado en estas últimas semanas. Podrían llegar a ser mucho mejores si el mercado asume un nivel de retenciones del cero por ciento, hecho que implica un potencial de suba de 10 dólares por sobre el nivel actual de mercado que cotiza a 145 dólares.

Si los candidatos cumplen su palabra de eliminar retenciones al maíz el precio probable en cosecha debería ser de 155 dólares.

Pablo Andreani – Analista del mercado granario