Al menos hasta mayo se pronostica poca lluvia y valores térmicos anormales

La perspectiva climática del Servicio Meteorológico Nacional para el trimestre marzo, abril, mayo no aporta novedades respecto del régimen de lluvias y encima anuncia que podría haber jornadas de calor impropias para el otoño. Hace 14 años en nuestra zona hubo una sequía similar que se cortó en marzo.


No son buenas las noticias de mediano plazo en lo climático por no decir directamente que son pésimas para el campo. La lluvia llegará a “cuenta gotas” al litoral argentino y hasta se prevé un otoño con algunos días con calores de verano.

En nuestra región, a veces bendecida por algunos chaparrones puntuales, hasta el 23 de diciembre la lluvia vino más o menos normal, pero lo que siguió fue transformando el escenario agrícola para ponerlo en el terreno de la incertidumbre y luego, la resignación.

El último mes del año pasado, según la estadística de la Cooperativa de Agua Potable, acumuló 178 mm de lluvia caída en nuestra ciudad. Como decíamos, a partir del día 23 “la canilla” se comenzó a cerrar y a partir de allí, entre enero y febrero se midieron 62,5 mm. Hay que remontarse al año 2004 para encontrar un período tan seco e inclusive más, con 49 mm en los dos primeros meses de aquel año. Al mes siguiente cayeron 102,5 mm.

Mal agüero
Aunque la Niña, catalogada como de débil intensidad, iría pasando a una fase neutral, el SMN informa que “se observan regiones donde las previsiones numéricas experimentales de los principales modelos globales de simulación del clima y modelos estadísticos, indican diferencias en cuanto a esas probabilidades, resultando el pronóstico de consenso en el siguiente:

Precipitación: mayor probabilidad de ocurrencia de precipitación inferior a la normal sobre las provincias del Litoral, región de Cuyo, centro y norte de la Patagonia; normal o inferior a la normal sobre Buenos Aires, La Pampa, Córdoba, Santiago del Estero, oeste de Santa Fe, Chaco y Formosa; normal o superior a la normal sobre el sur de Patagonia; superior a la normal sobre las provincias del noroeste Argentino (NOA).

Temperatura media: mayor probabilidad de ocurrencia de temperatura superior a la normal sobre las provincias de Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba, La Rioja, San Juan, Mendoza, San Luis, Buenos Aires, La Pampa, Neuquén y Patagonia; normal sobre el NOA y las provincias de Formosa, Chaco, norte de Santa Fe, Corrientes y Misiones.

En los mapas el color sombreado indica el porcentaje de probabilidad asignado a la categoría que presenta mayor probabilidad de ocurrencia.

Los valores expresados en cada área indican las chances de ocurrencia discriminados en categorías superior (SN), normal (N) e inferior (IN) a lo normal.

La C corresponde a Climatología e indica que no hay una categoría con mayor probabilidad de ocurrencia. En estos casos se debe considerar la información estadística del trimestre.

Enjoy this blog? Please spread the word :)