Algo de alivio trajo el clima inestable en el departamento Gualeguaychú

Si bien la lluvia en la zona de Larroque fue escasa y no superó los 10 mm, más hacia el norte se midieron hasta 60 mm. Para mitad de semana se espera otro breve período de precipitaciones débiles que pueden sumar una pequeña ayuda para palear la situación de sequía.

 


En la zona de Parera, Almada, y Colonia Stauber, donde cayeron entre 40 y 60 mm, quedaron conforme luego del paso del frente del fin de semana. Fue quizá la zona más afortunada de la provincia, en la que conviven situaciones de extrema sequía con la de cierta normalidad en el departamento Gualeguaychú, mucho más ahora con esos interesantes chaparrones en al menos un sector.

Lo que se espera ahora es que el clima mejore lentamente con algunas lloviznas aisladas y que después de un domingo fresco y un lunes no tanto, la temperatura pegue un salto y llegue a los valores similares que tuvimos hasta el sábado. Entre miércoles y jueves puede producirse alguna inestabilidad poco importante, pero en una se esas algún chaparrón fuerte nos toca en suerte, aunque sea para el premio consuelo en el campeonato de la campaña maicera, la más castigada de la cosecha gruesa.

En esos días no hará tanto calor, pero ya el jueves empezará a subir la temperatura hasta alcanzar otra vez los máximos promedios de ahí en adelante, en una serie de jornadas de alta sensación térmica que podría prolongarse más de una semana.

Enjoy this blog? Please spread the word :)