Altas Cumbres, la mega obra que tiene a un larroquense como protagonista

El Licenciado en Geología Néstor Ronconi, fue el responsable del movimiento de suelo que dio lugar a una nueva ruta en las serranías de la provincia de Córdoba. La semana pasada se colocó la última viga y antes del verano la obra estará inaugurada.

 

Paralelamente al proyecto vial sobre al lago San Roque, el geólogo larroquense trabajó en la voladura de los tramos de sierra por donde se construyó la nueva ruta que evitará pasar por Carlos Paz para llegar, por ejemplo, a Mina Clavero y que permitirá un tránsito más fluido entre la provincia mediterránea y Mendoza, contribuyendo al tránsito bioceánico.

Luego de la colocación de la última viga en el viaducto del tramo serrano que se construye entre Falda del Cañete y el paraje Copina, de una longitud de 800 metros a modo de “puentes” en montaña, medios cordobeses y de todo el país reflejaron el avance de la megaobra.


Por lo que se ve en las fotos y videos, además de acortar distancias, será de por sí un gran atractivo turístico por las vistas panorámicas que ofrecerá el proyecto vial una vez habilitado, se cree, antes que finalice la primavera.

Falta la capa asfáltica y las barandas del puente, le comentó ayer Néstor Ronconi a Periódico Acción, quien trabaja para la empresa Chediak, ejecutora de la obra.

En abril de este año, Néstor describió su trabajo en una entrevista radial para el programa Acción Industrial de Radio Nacional Gualeguaychú.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Según publicó diario La Voz de Córdoba, cuando se abra al tránsito, se podrá viajar desde el centro de la provincia hacia Traslasierra de modo más directo y ágil que por las variantes actuales (por Villa Carlos Paz o por Bosque Alegre). La nueva traza tiene 16 kilómetros, entre los empalmes de la ruta provincial E-96 (en Copina) y la provincial C-45, en Falda de Cañete (cercana a Falda del Carmen).

Adrián Pereyra, jefe de la obra de la empresa contratista Chediak, indicó que  se completó el proceso de montaje de las vigas en los viaductos, que permiten avanzar sobre las montañas en altura, a modo de puentes.

“Montamos la última viga completando 800 metros de viaducto, con un total de 95 vigas de 40 metros de longitud”, expresó.

El montaje del viaducto, que está a 70 metros de altura, llevó 10 meses. “Permite pasar la falla geológica de las Sierras Chicas”, expresó Pereyra.

La enorme maquinaria china utilizada para el montaje asombró durante la recorrida por la obra, realizada ayer.

El director de Vialidad Provincial, Osvaldo Vottero, aseguró que se cumplió así una etapa clave. “Se permite cubrir estos 750 metros, con la sumatoria de los cuatro viaductos, que posibilitan sortear los lugares más complejos que tenía esta ruta que va a ser fundamental para el turismo de Córdoba”, expresó. Vottero indicó que la nueva ruta permitirá una mejor conexión entre los valles turísticos.

“Para cruzar el trayecto entre la ruta 34 y la ruta 20, por Villa Carlos Paz, había que sortear 36 semáforos, con la demora que trae y la complicación que genera desde lo ambiental con muchas horas de tránsito de vehículos”, expresó.