Apicultores de la región también sufren el estado de los caminos

Están en la precampaña alimentando colmenares. Los pantanos ponen en riesgo la llegada a los apiarios.

 

Nazareno Toloza, el productor apícola que el año pasado había perdido más de un centenar de colmenas en Talitas por una lluvia torrencial que desbordó el cauce de varios arroyos, es uno de los que -como la mayoría de los que andan en el campo- sufre el estado de los caminos. Las fotos son otra vez muy elocuentes, como aquella del caballo empantanado que pintó la situación en Alarcón.

Es indispensable para los apicultores llegar en este momento a sus colmenares ya que se encuentran en un período crítico que define el éxito de la cosecha 2017/2018 y a veces hasta la superviviencia de las abejas. La falta de reservas de alimento, a un mes de las floraciones importantes que comenzarán a aportar néctar para que las colmenas puedan autosostenerse y acumular miel, obliga a los productores a desafiar los caminos y como se ve en las imágenes, sufrirlos.

Como viene sucediendo desde hace tiempo, los conductores que transitan la zona rural por razones de trabajo optan por anticiparse a la posibilidad que la Dirección Provincial de Vialidad está evaluando de hacer nuevas trazas para los caminos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Enjoy this blog? Please spread the word :)