Aplicarán nuevos topes al Monotributo


El régimen viene expulsando contribuyentes por no contemplar impacto de inflación en límites. Sería inminente una reformulación de los importes que permitirían sincerar el régimen. La próxima recategorización vence el 20 de septiembre.

En el seno de la AFIP se encuentra en elaboración una actualización de los parámetros del Régimen Simplificado (Monotributo).

abadqEl próximo vencimiento para la recategorización vence el 20/9/16 y comprende la evaluación de los últimos 12 meses hasta agosto inclusive, de manera que es el momento propicio para actualizar los parámetros y traerlos más cerca de la realidad, incluyendo los valores del impuesto integrado, es decir la parte de la cuota que sustituye el pago de IVA y Ganancias para los monotributistas, que no se ajustan desde 2010. Así, la recaudación no se vería menguada, como sucedió en 2013.


La Ley de Monotributo en su artículo 52 dispone que la AFIP puede «modificar, una vez al año, los montos máximos de facturación, los montos de los alquileres devengados y los importes del impuesto integrado a ingresar, correspondientes a cada categoría de pequeño contribuyente, así como las cotizaciones previsionales fijas, en una proporción que no podrá superar el índice de movilidad de las prestaciones previsionales, previsto en el artículo 32 de la Ley 24.241 y sus modificaciones y normas complementarias».

Ejerciendo esta facultad que le delega la ley, la administración fiscal tiene en ciernes una resolución que se dictaría este mes y que facilitaría la adecuación de un sector muy grande de contribuyentes a la realidad económica.

No solamente interesa ajustar los ingresos brutos anuales, los alquileres también deben ser considerados, con los niveles deprimidos cada vez el régimen discrimina más a favor de los propietarios, lo que implica una inequidad, descomprimiendo una situación irreal.


Así las cosas, sería inminente una reformulación de los importes que permitirían sincerar un régimen que si bien merece revisión y tratamiento en el Congreso, no puede quedar al arbitrio y demérito del proceso inflacionario, publica Ámbito Financiero.