Atilio Benedetti celebró que la comunidad haya logrado aplanar la curva de contagios


El último caso confirmado el lunes se transformó en novedad luego de siete días sin nuevos positivos. Ese es el único activo vigente y el resto de los que han padecido la enfermedad fueron dados de alta. «Es una buena noticia que hayamos podido controlar lo que fue un brote fuerte de la enfermedad» celebró Atilio Benedetti, miembro del Comité de Emergencia Municipal.

 

Podría decirse que Larroque está por fin cerrando la segunda oleada de contagios que arrancó el 13 de agosto y que sumado a los primeros dos casos registrados a principio de mayo, acumula un total de 42 personas que han tenido el Covid-19.

El número se da en el contexto de una disminución de la cantidad de contagios en la provincia y en el departamento pero sobretodo como resultado de la tarea que han venido realizando los vecinos, que a partir de la mayor incidencia de la enfermedad, han tomado más conciencia sobre como cuidarse y como gestionar la vida diaria.


Al respecto, Atilio Benedetti, quien se desempeña como integrante del Comité de Eemergencia, opinó que el actual escenario es producto del buen trabajo de las autoridades sanitarias locales, de esto no hay duda» y consideró que «haciendo lo que hay que hacer, con los cuidados correspondientes la enfermedad se puede controlar. Es una buena noticia que hayamos podido controlar lo que fue un brote fuerte de la enfermedad»

Sin embargo remarcó que «esto no quiere decir que podamos estar tranquilos, que mañana no vayamos a tener nuevos casos. Hemos aprendido que hay que convivir con el virus, quizá por mucho tiempo» y en ese marco afirmó que «esto nos obliga a buscar nuevas formas de vivir en una nueva normalidad, con lo cual tenemos que hacer que sea lo más normal posible».

En ese sentido destacó que «debemos intentar buscar caminos de encuentro social, de interrelacionarnos, de atender otras cuestiones como atender otras enfermedades que han estado postergadas».


Aunque aclaró que no es el foco de la cuestión ni un tema central, deslizó un párrafo respecto de lo que fue la intervención de la policía en interrumpir la caravana de docentes en el día del estudiante, acción que consideró un error: «Ya se lo manifesté a quien corresponde» dijo y señaló que «me parece que tenemos que ser extremadamente cuidadosos con la libertad de las personas».

Agregó que «la gente está haciendo un enorme esfuerzo, un esfuerzo prolongado de restringir sus libertades. Me parece que no es ni para magnificarlo pero tampoco para no decirlo. Estas cuestiones deber servirnos de aprendizaje, precisamos una fuerza pública que cuide a la ciudadanía y no que cercene derechos».

Aclaró que «en Larroque tenemos cosas para celebrar, tenemos tranquilidad, esto es un mérito, no en todos lados pueden decir lo mismo, pero hay algunas cuestiones que hay que cuidarlas, y la libertad y el derecho de las personas a manifestarse son importantes».