Audiencia paritaria: AGMER se declaró en conflicto tras el “foja cero” del gobierno

Esa fue la postura asumida por el gremio docente, luego de la primer reunión paritaria, frente a lo que consideró una manifiesta mala fe. Rechazó el ofrecimiento del 15 % en tres tramos del CGE, al que calificó de regresivo y pidió una propuesta superadora.

 

Agmer informó ayer que ayer tuvo lugar la primera audiencia paritaria celebrada en el ámbito de la Secretaría de Trabajo de la provincia, que reunió a los miembros paritarios de AGMER; los representantes del Consejo General de Educación; y el paritario de AMET. También participaron, en calidad de invitados, los sindicatos UDA y Sadop.

En la audiencia, tras una breve introducción de cada una de las partes, el Consejo General de Educación expresó que, tras los sucesivos rechazos a las ofertas salariales, la negociación paritaria volvía “a foja cero”, con lo cual el ofrecimiento presentado en la fecha fue del 15% de aumento, en tres tramos, a pagarse, en marzo, julio y octubre.

Por otra parte, informó y entregó copia a cada uno de los sindicatos, del Decreto 528/18 del Poder Ejecutivo provincial, por el cual se dispone el pago por planilla complementaria del 1,3% por ciento de la cláusula de revisión correspondiente a la paritaria 2017, con retroactividad a enero. El pago se realizará una vez finalizado el cronograma de pagos de haberes de marzo, aproximadamente el 10 de abril.

Ante la decisión del Gobierno de volver a presentar la misma propuesta que entregó en febrero y que ya fue rechazada por el sindicato, AGMER decidió declarar la situación de conflicto y solicitar la última audiencia de la instancia administrativa que fija la Ley de Paritarias (primer párrafo art.16), considerando que no existe buena fe por parte de la patronal al presentar una propuesta regresiva de la que ya fue rechazada.

Respecto del pago del 1,3% correspondiente a la paritaria 2017, AGMER insiste con el reclamo de que sea retroactivo a diciembre.

Asimismo, AGMER dejó planteado su rechazo a las presiones ejercidas sobre directivos para informar sobre docentes adheridos a las medidas de fuerza, sobre todo cuando éstas se han realizado cuando se tenía en marcha una mesa de diálogo.

“Desde AGMER esperamos que en la próxima convocatoria de la Secretaría de Trabajo, la patronal presente una propuesta que sea superadora de la última evaluada por el colectivo docente” concluyó la publicación.