Campo: Al menos hasta marzo el agua seguirá escaseando


Entre Ríos vuelve a combinar una perspectiva climática negativa para el período enero – marzo con lluvias por debajo de lo normal y temperaturas superiores a los promedios. Pero no todo se explica por el comportamiento negativo del oceáno Pacífico que genera «La Niña», ya que el Atlántico también aporta humedad.

Lluvias inferior a la normal sobre Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba, este de La Pampa y oeste Buenos Aires y temperaturas superior a lo normal en sobre Entre Ríos, este de Santa Fe, este de La Pampa y oeste Buenos Aires fue la no tan novedad que se repite desde hace varios meses.

La información surge del informe trimestral del Servicio Meteorológico Nacional para los meses de enero, febrero y marzo, como principal tendencia climática.


De esa manera, se certifica la influencia del enfriamiento del Pacífico a la altura del ecuador, lo que indica efectos de déficit de humedad para gran parte del país, por lo que la esperanza está puesta en otras influencias para creer que es posible que de vez en cuando se produzca un alivio.

En ese sentido, es oportuno recordad al climatólogo José Luis Aiello, que dijo que «es un error considerar al fenómeno La Niña como único indicador climático de tendencias poco favorables para el periodo cálido: «Es importante analizar este forzante en conjunto con el impacto de la circulación de escala regional y en ese sentido, tanto el efecto positivo del Atlántico como de los sistemas convectivos, se vuelven decisivos»

Una muestra de esto podría darse la semana que viene, con algunas chances de inestabilidad entre martes y jueves, con baja probabilidad de lluvia, y nuevamente entre domingo y martes, con mayores chances de que algo llueva.