Campo El Ñato fue un imán en la gran noche de jineteada

Estiman que más de 3000 personas asistieron al festival de jineteada y bailanta que ayer se realizó en Larroque. Los jinetes locales fueron ovacionados por la multitud. Fotos Silvina González.

j

Luego de la incertidumbre climática llegó un sábado que Joaquín Rodríguez no pudo imaginar mejor.

Las mil entradas anticipadas vendidas hasta el miércoles ya le aseguraban un piso intersante de público, pero la cantidad de gente que se reunió en torno al campo de jineteada fue realmente superior a la esperada.

El gauchaje estaba sediento de buenas montas, la suspensión de la fiesta del caballo los habia dejado con la sangre en ojo.

Adán Calero fue una de las razones de esa atracción y su participación estuvo a la altura de una noche soñada. Ver en persona al que tanto seguimos en la tele fue casi mágico y el hombre no defraudó.

Marcelo Puente, el otro valor local, tambien tuvo una monta descomunal, y aportó a un espectáculo de gran nivel, lo mismo que el resto de los grandes jinetes y reservados que se lucieron en la gean noche larroquense.