Capacitaciones, un aporte técnico clave de ADIMER al desarrollo provincial

Ariel Neiff, el Gerente de ADIMER, habló del programa de capacitaciones que brindan en la provincia. El foco está puesto en los oficios pero también abarcan los recursos humanos. La iniciativa de la entidad revela un exitoso trabajo que genera mano de obra especializada para un sector demandante y que repercute en lo social.

María Grande y Urdinarrain han sido hasta ahora los dos lugares físicos donde la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Entre Ríos ha brindado cursos de capacitación en oficios y RRHH de manera presencial y este año planifica incorporar a Paraná. Operarios, docentes, empresarios y personas que quieren incorporarse al mercado laboral en cualquiera de sus etapas son sujetos de interés para las acciones que la entidad viene desarrollando y que encuentra variantes de difusión por medio de los recursos digitales que ofrece internet.

adimerniefDe esto habló el gerente de ADIMER, Ariel Neiff, con Martín Oleinzak para el programa TV “PORMÁS”, detallando que el año pasado, además de las capacitaciones que se realizan por medio del Ministerio de Trabajo o las que gestionan con fondos propio -que apuntan a los oficios- también generaron cursos para “Mandos Medios” que en 2016 incorporó a docentes de escuelas técnicas. También destinan cursos de empresas familiares, en costos y liquidación de sueldos”, todos de manera presencial en María Grande.

Hizo mención también a las capacitaciones que se realizan por medio del Instituto de Actualización Empresaria de ADIMRA, por medio de video-conferencia en la sede de ADIMER, o por medio de la plataforma virtual de teamviewer.

Las capacitaciones de ADIMER surgieron por la misma inquietud de los socios en la sucesión de reuniones. El tema recurrente y preocupante era que debían disponer de tiempo y recursos en capacitar a sus nuevos operarios sin que esa inversión les garantice la permanencia de esa persona al servicio de la empresa; esto se da especialmente en jóvenes egresados del secundario, algunos de escuelas técnicas, que quieren integrarse al mercado laboral.  “Fue un tema de conversación de los empresarios en la Cámara” reflexionó el dirigente y comentó que manifestaban la necesidad “de algo intermedio, y que los chicos ya entren con capacitación”.

Epormasxplicó que los cursos -de seis meses- son intensivos y comienzan con los conocimientos básicos del sector (conversión de medidas, interpretación de planos) y terminan “con especialización en soldaduras o arranque y viruta (en tornería) otro rubro con déficit de mano de obra. Comentó además que las personas que se capacitan generan emprendimientos propios y que otros lo hacen en vista de incorporarse a alguna empresa. Como anécdota destacó que uno de los chicos que se capacitó en Urdinarrain ingresó a trabajar a una empresa mientras hacía el curso.

El fin social que cumple ADIMER con estas capacitaciones se expresa claramente en las palabras de su gerente, que citó el caso Urdinarrain, donde los jóvenes que cursaron, en algunos casos, no tenían el secundario completo y era la primera vez que obtenían un título; “se sentían por fin realizados” señaló Neiff. “Cuando uno ve esa expresión, esos comentarios de que me realicé haciendo un curso, eso te da más fuerza, más ganas de seguir trabajando”

ADIMER está abierta para toda la provincia puntualizó Neiff y remarcó que los cursos son para personas mayores de 18 años. El dirigente considera vital y estratégico avanzar en agendas de trabajo con los gobiernos comunales y opinó que esa posibilidad de capacitar “es importante que se difunda por medio de los municipios, está bueno armar un convenio con los municipios para que puedan enviar su gente a capacitarse” y puso como ejemplo a la oficina de empleo de Viale”.

En ese sentido, municipios como el de Larroque, verían simplificada su tarea por la cercanía con Urdinarrain, donde el Ente para la Promoción de la Producción y el Empleo (EPPE) coordina los cursos que se realizan. Además, replicar las iniciativa de ADIMER en toda la región le podría dar otra razón de ser a ADEL.

Aunque se ven algunos gestos de “buena voluntad”, como fue la presencia del intendente Benedetti en la última reunión de ADEL y alguna gestión sugerida por Periódico Acción de dotar al área industrial de una línea telefónica fija, por ahora las políticas proindustriales del municipio siguen en etapa de prelanzamiento.

La oficina de empleo local tiene un buen potencial y lo ha demostrado en la intermediación de créditos ante organismos nacionales y otras líneas de financiamiento.
Al buen trabajo en cultura y deportes, al desarrollo social y a lo que ahora se está haciendo en obras públicas, la comuna debe dedicar recursos humanos y tiempos equivalentes, para fomentar la producción y el empleo.