Cayeron entre 15 y 20 mm en la región y se esperan más lluvias en marzo

Es lo que marcan los registros de las estaciones meteorológicas de la Dirección de Hidráulica y de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos. La sucesión de frentes fríos provocarían inestabilidad el jueves y otra vez el fin de semana que viene.

 

El probable clima para el sábado en Larroque.

Un  calmante para la crisis aguda que vive el campo por la escasez de lluvias entre enero y febrero, fue la suave y persistente precipitación que el domingo dejó entre 10, 15 y hasta 20 mm en la región, con valores más altos en la zona media del departamento Gualeguaychú, como Almada, Colonia Stauber, Parera y Palavecino, datos que se pueden ver de las estaciones metorológicas on-line.

A medida que avanzó el día, la formación nubosa siguió avanzando hacia el norte de la provincia generando lluvias dispares, con lugares de acumulados muy escasos y otros similares a los que se midieron en nuestra zona.

El fenómeno climático se dio en el marco de una de “las secas” más duras que se recuerden en los últimos 40 años, que a provocado pérdidas económicas de gran magnitud. Registros similares a lo poco que llovió en el primer bimestre de este año, se pueden encontrar en 2004, aunque en marzo la situación comenzó a cambiar, algo que quizá se repita en los siguientes días y sobre todo en las últimas dos semanas del mes.

De acuerdo a la animación gráfica de Windi.com entre miércoles a la noche y jueves a la mañana se darían las condiciones atmosféricas para otro período de inestabilidad, producto del frente frío que desde mañana comenzará a ingresar desde la Patagonia. Un segundo frente se acercará al sur del país a mitad de semana, generando la posibilidad de chaparrones aun más importantes entre sábado y domingo

De acuerdo a Eduardo Sierra, uno de los especialistas en predecir el clima para el campo, “va a llover en marzo, pero no se va a reponer todavía la humedad del suelo, porque el suelo está muy seco. Abril ya se repone un poquito mejor y en mayo ya tendremos una situación de reposición, aunque diferenciada”, dijo a la agencia Reuters, el asesor climático de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Las precipitaciones se concentrarían en el centro y este del núcleo agrícola argentino y en el sudeste de la provincia de Buenos Aires, que junto al sur de ese distrito componen el cinturón triguero del país, señaló Sierra.

Las lluvias, de todos modos, llegarían demasiado tarde para revertir las severas pérdidas que una de la peores sequías en décadas causó en la soja y en el maíz, los dos principales cultivos del país, y que hace semanas impulsan los futuros de ambos granos en el influyente mercado de Chicago.

 

Enjoy this blog? Please spread the word :)