Central Larroque y Deportivo: un empate que no le sirvió a ninguno

Los Rojos y los Azules igualaron 1 a 1 en el Raúl Impini y ambos cedieron terreno en la tabla tras la victoria de Independiente. Le anularon un gol a Maxi Checuz por un off-side que solo el juez de línea vio.

 

Foto: Silvina González

En un primer tiempo equilibrado, ambos intentaron llevar peligro sobre el arco rival pero las situaciones claras de gol fueron escasas. Pudo haber abierto la cuenta Maximiliano Checúz con una pelota que quedó bollando en el área tras un córner, pero el remate del delantero fue tapado de forma brillante por el arquero Bruno Spiazzi, mientras que por el lado de Deportivo, tuvo la pelota pero jugó lejos del arco local, rescatándose un cabezazo de Gastón Popelka que se fue apenas arriba del travesaño.

En el segundo tiempo Deportivo golpeó rápido. A los siete minutos en una jugada que nació por derecha, Rodrigo Canario la abrió a la izquierda para la entrada de Alfredo Fernández, quien controló y sacó un fuerte remate que venció la resistencia del arquero Pérez Romani, ingresando junto al palo izquierdo para poner arriba a Deportivo en la primera situación clara del complemento.

Central Larroque se fue con todo a buscar el empate, se adueñó de la pelota y llenó de centros el área de Deportivo. Primero lo tuvo Quintana con un remate de espaldas al arco que controló bien Spiazzi y más tarde llegó un cabezazo del propio Quintana que terminó en la red, pero la acción fue anulada por una clara posición adelantada del delantero.

 

Deportivo aguantaba como podía y buscaba de contraataque. En la primera jugada polémica del partido llegó el empate de los locales, Lenciza en clara posición adelantada no sancionada por el asistente, ganó un corner y de ese tiro de esquina llegó el empate. José Escalante lanzó un centro que alcanzó a manotear Spiazzi, la pelota cayó en la medialuna donde le quedó a Benedetti, quien sacó un remate a rastrón que se metió junto al palo derecho del arquero de Deportivo para poner el empate que el rojo merecía.

El local fue muy superior, no se conformó y siguió buscando. Tuvo la victoria con un remate de Lenciza de larga distancia que dio en el palo, en el rebote la pelota le quedó a Checúz que la empujó al gol, pero increíblemente el línea Ollier levantó el banderín cuando el delantero estaba claramente habilitado en un error grosero que tuvo incidencia en el desarrollo del juego.

Sobre el final Deportivo tuvo una chance clarísima para ganarlo, pero Emiliano Ochoa la desperdició sacando un remate apenas afuera desde muy buena posición.

El empate dio la sensación de no ser justo, Central Larroque fue superior, generó las mejores situaciones y se vio perjudicado por un fallo increíble del línea Ollier que lo privó de un gol legítimo. En definitiva, el punto no fue negocio para ninguno, porque ante la victoria de Independiente, quedaron algo más relegados aunque bien posicionados en la tabla y teniendo que enfrentar ambos al puntero del torneo en las próximas dos fechas.

Juan Fernández/El Dia