Comienza a ser preocupante la cantidad de baches en un tramo de ruta 16


El deterioro de la cinta asfáltica se da entre Laroque y Gualeguaychú y es más notable en el tramo cercano a la ermita del Padre Pío. El riesgo de accidentes está latente.

Entre la lluvia y la falta de mantenimiento, en varios sectores de los 40 km de ruta entre nuestra ciudad y la cabecera del departamento, aparecieron decenas de baches que están volviendo insegura la transitabilidad por la ruta 16.

Lo que hasta no hace mucho eran grietas y fisuras, por el paso del tiempo y las recurrentes precipitaciones, se fueron convirtiendo en pozos cada vez más profundos y extensos, sobre todo antes y después del tramo de ruta que pasa enfrente del santuario del San Pío de Pietrelcina, esto es a la altura del kilómetro 61 de la ruta provincial.


Como había ocurrido antes de la repavimentación, hacia el año 2009, es notable la diferencia en el aspecto que se observa en la cinta asfáltica: entre Larroque y Gualeguay está casi perfecta y cuesta encontrar problemas serios, pero el panorama cambia en dirección a Gualeguaychú, donde ya se han realizado tareas de sellado de grietas y bacheo, pero la calzada se sigue deteriorando con varios sectores hundidos, fisurados y con no menos de 30 pozos, algunos de ellos, capaces de romper neumáticos y ocasionar accidentes.