Con Niño Débil, se esperan lluvias y temperaturas superiores a las normales

Así lo expresa el pronóstico trimestral del Servicio Meteorlógico Nacional, que establece un 70 % de probabilidad que el fenómeno se mantenga desde junio y hasta finalizado agosto. Plantean un escenario favorable para el campo.

 

«Más vale de más que de menos» dicen en el campo en relación a la lluvia. Con sequía no hay producción posible mientras que rara vez el clima no hace unos paréntesis en medio de la temporada de lluvias como para sembrar, controlar los cultivos o cosechar.

La nueva perspectiva de trimestre parece estar otra vez a favor de lo que pide el campo porque se dice que la humedad será un insumo presente en la campaña. En resumidas cuentas, el SMN anticipó que en los meses claves para la producción agrícola, esto es, la siembra y el desarrollo del trigo y la reserva de humedad para la gruesa «se espera mayor chance de lluvias superiores a las normales sobre el norte, noreste y centro-este del país».

Hace un mes, luego del informe anterior, el doctor en Ciencias Atmosféricas, José Luis Aiello, aseguraba que “hasta principios de 2020, el Oceano Pacífico seguirá en estado Niño”, lo que significaría un régimen de lluvias abundantes que ayudarán a sostener la próxima campaña de trigo y podrían dejar un buen perfil de humedad para la siembra gruesa de fin de año.

 

 

A su vez, el especialista explicó que el modelo IRI de la Universidad de Columbia muestra, para el último trimestre de 2019, una probabilidad de Niño del 60 por ciento, contra una posibilidad de Niña del 10 por ciento.

Si para el trigo el frío es bienvenido, allí quizá radique cierta incertidumbre ya que según el organismo meteorológico del estado «se espera mayor chance de ocurrencia de temperaturas superiores a las normales sobre gran parte del país, abarcando todo el oeste y sur argentino, región del Litoral, provincias de Buenos Aires y La Pampa».