Concluyó el tendido de la nueva línea de media tensión y ENERSA avanzará en la conexión

La distribuidora del servicio iniciará una segunda etapa que consistirá en la puesta en funcionamiento de la segunda boca de entrada de la energía eléctrica a la ciudad que ingresó desde ruta 16 por calle Muape. También hará mejoras en la red de media tensión de avenida Urquiza y estudia a futuro reemplazar transformadores.

 

 

Concluida la tarea por parte de una empresa contratista que se encargó del tendido de los 2.410 metros de la nueva línea de media tensión de 13,2 kV, ENERSA está comenzando con los ajustes y las obras complementarias que dotará a Larroque de una mejor distribución del servicio, con un crecimiento de consumo proyectado a 20 años, de acuerdo a la capacidad de transporte colocado del nuevo cableado que partió de forma subterránea desde desde la estación transformadora por ruta 16 hasta calle Muape y de manera aérea completó una extensión total de 2.419 metros hasta llegar a calle Ramírez.

De acuerdo a lo señalado por Fabián Zánchez, el gerente de ENERSA de Gualeguay, la próxima tarea consistirá en la vinculación de la nueva línea con la que viene funcionando anteriormente, para lo que se coordinarán las acciones con el municipio, ya que habrá que realizar podas en el arbolado público. “En esos días nos involucraremos con los vecinos y por eso es necesario acordar lo que se va a hacer con el municipio” indicó el funcionario. Después de eso se realizará la habilitación de la línea entre fines de marzo y la primer semana de abril.

Sánchez destacó que el proyecto de la nueva línea se gestó en función del crecimiento sostenido que ha tenido la ciudad en los últimos años y la necesidad de brindar una mejor calidad del servicio a la ciudad. “Ahora Larroque va a contar con dos circuitos de alimentación y ante una contingencia, por falla que puedan ocurrir, se podrá abastecer la ciudad por otro lado y minimizar los cortes de energía”. remarcó

Por otra parte destacó que también se harán mejoras en la línea distribución que ingresa por avenida Urquiza, que consistirá en el reemplazo de los cables, que serán iguales a los colocados en la nueva línea. Esa tarea requerirá el corte del servicio en la zona en la que se esté trabajando, que se hará por tramos y en horarios que no interfieran con los horarios de comercio, posiblemente, los domingos a la mañana.

 

Sobre la traza existente se sacarán los cables actuales y se cambiarán por otros más gruesos, “para que los dos circuitos queden con la misma sección de conductor” precisó Sánchez para luego aclarar que “esos trabajos se harán cuando la temperatura ambiente baje un poco para no generar problemas en la población y en los trabajadores contratados por ENERSA para esa tarea”.

Sánchez también comentó que está en estudio la posibilidad de en el mediano plazo reemplazar los transformadores, lo que se dará en el caso que los estudios revelen que esté en riesgo la caída de tensión.