Corpus Christi: El recuerdo del milagro eucarístico que sacudió a Buenos Aires

En un día muy especial para la comunidad católica, Argentina rememora una historia fabulosa de la que Jorge Bergoglio fue testigo privilegiado.

 

Ricardo Castañón Gómez, reconocido psicólogo clínico con conocimiento especializado en la relación entre el cerebro y el comportamiento humano, llevó adelante la investigación que fue publicada por Cristo Hoy del milagro eucarístico ocurrido en la parroquia Santa María, de la ciudad porteña.

La Historia
El 15 de agosto del año 1996 una persona comulga en la parroquia de Santa María del barrio de Almagro en Buenos Aires, la hostia se le cae de la mano al comulgar y, como considera que esta hostia está sucia, no la quiere levantar. Entonces otra persona más piadosa la pone a un lado y le avisa al párroco, el padre Alejandro Pese, lo ocurrido.

f500x0-349978_349996_15El sacerdote coloca la hostia en un depósito de agua y la pone en el tabernáculo porque es norma que, si una hostia consagrada tiene algún incidente, debe ponérsela en agua para que se disuelva y luego echar el agua en una planta viva.

Cuando, a los once días, el sacerdote la va a buscar, contempla con curiosidad lo que ha pasado: la hostia tiene unas manchas rojizas que en los siguientes días se extienden por toda la hostia.

Los sacerdotes de esta parroquia acuden al arzobispo de Buenos Aires, cardenal Antonio Quarracino, para contarle lo sucedido y este pide esperar tiempos mejores, ya que es un tema muy delicado.

Pasan cuatro años
En 1999, siendo ya arzobispo el cardenal Jorge Bergoglio, actual Papa Francisco, se entera de la investigación y escribe una carta solicitando que continúen con la misma.

Ya en ese año habían sido dos las hostias que habían sangrado, por lo que se tomó las muestras de ambas. Durante la extracción de muestras se encuentra presente el notario del Arzobispado, que certifica legalmente esta acción solicitada por autoridades de la Iglesia en Argentina.

Comienzo de las investigaciones
El 21 de octubre de 1999 un laboratorio de genética puede hacer el análisis de las muestras.
El 28 de enero del 2000 encuentran ADN humano en las muestras: se trata de sangre humana que tiene un código genético humano.

En marzo del 2000 solicitan que participe de este análisis el doctor Robert Lawrence, médico forense histopatólogo experto en tejidos porque en la muestra encontraron unas sustancias que parecían tejidos humanos. Entonces el Dr. Lawrence estudia la muestra y encuentra piel humana y glóbulos blancos.

f500x0-349981_349999_31En diciembre del 2000 el Dr. Lawrence comenta que puede obtener más muestras de ADN. No obstante, el Dr. Eduardo Ardonidoli, que había estudiado la hostia de Lanciano (una hostia que sangró en el siglo VIII) estudió esta hostia a pedido de la Conferencia Episcopal Italiana. Dijo: “Probablemente esto es tejido de corazón, no es epidermis, o sea no es piel humana”.

Estudios en Australia

Se manda la muestra al profesor John Walker de la Universidad de Sydney en Australia e informa que las muestras enviadas son células musculares y también encuentra glóbulos blancos intactos. Las investigaciones muestran que estos tejidos están inflamados, por lo tanto esta persona ha tenido un sufrimiento. En 2003 este mismo profesor dice que estas muestras “pueden corresponder” a tejido de corazón inflamado.

Se visita al mayor experto en patologías del corazón: el profesor Federico Stigibe de la Columbia University en Nueva York. Su informe es enviado el 26 de marzo del 2005, a cinco años y medio desde el inicio de la investigación.

“Se trata de tejido de corazón. Tiene cambios degenerativos del miocardio y estos se deben a que las células están inflamadas y se trata del ventrículo izquierdo del corazón”.

El Dr. Stigbe dice que el paciente de donde provienen estas muestras ha sufrido mucho (él no sabía que esas muestras venían de una hostia), porque le han golpeado a la altura del pecho y le han provocado un infarto.

Lo más impresionante
Es importante hacer notar que se había mencionado la existencia de glóbulos blancos. Si uno extrae la sangre de una persona, a los 15 minutos los glóbulos blancos se desintegra. Entonces ¿cómo es posible que hasta el 2005 permanezcan glóbulos blancos en la muestra que ha sido extraído en 1996?

La conclusión indicó que el corazón tenía activa dinámica viva en el instante en que se tomaron las muestras.

El resultado final de esta investigación fue entregada al cardenal Bergoglio el día viernes 17 de marzo del 2006,y él como actual Papa autorizó la difusión de la investigación.

 

Enjoy this blog? Please spread the word :)