Corso infantil: cambio de escenario, menos competencia y más espíritu de carnaval


La fiesta organizada por la cooperadora del colegio Virué para el 15 de febrero busca revitalizarse de la mano de la mudanza del espectáculo a calle Rocamora. 

 

Sonido de batucadas lejanas o más cercanas, a veces en simultáneo, son el indicio de que Momo, el dios del carnaval se está despertando. Una de las calles paralelas al parque de la estación será el nuevo corsódromo que recibirá a los participantes del corso infantil y al público.

Esa renovación viene acompañada de la sensación de que esta edición concentra más interés de los promotores barriales que convocan a la gurisada para que encuentren un lugar de expresión emparentada con el espíritu de celebración popular de la fiesta. Aunque este año no está contemplada la participación de carrozas, estiman que habrá más desfilantes, ya sea individuales o grupos. Los interesados pueden inscribirse en imprenta Edigraf, en 25 de Mayo 403.


La creciente participación de jóvenes y adultos en las murgas también es un indicio que entusiasma a los miembros de la cooperadora, que esperan que eso también genere mayor adhesión de los vecinos. Como siempre, el apoyo de la municipalidad permitirá absorber algunos gastos, ya que se dispone de un subsidio de 30.000 pesos y el compromiso de cubrir los costos de sonido e iluminación y la logística y preparación del circuito.

Este año se decidió que si hay más de una comparsa infantil o libre, todas reciban el mismo premio estímulo. Esto surge de suponer que no siempre la competencia termina mejorando el espectáculo. Sucede que algunas personas deciden no participar por la idea de que su esfuerzo no sea alcanzado por el premio que esperaban. Entonces, sin esa carga, puede ser que incentive a que más chicos y grandes se sumen, «en modo exhibición», y alimentar así el fin popular de la fiesta.

Acordado eso con las comparsas, la tarea del jurado se centrará en las categorías individuales, dúos y grupales, donde allí si es posible trabajar más dedicadamente en la elaboración de trajes y temáticas. También habrá regalos sorpresas para los mascaritas.

Las Toronjas, Pasión de Carnaval, Magia de Colores, los Más Bellos, El Rejunte y la confirmación de Croqui conformarán el desfile de las agrupaciones más numerosas y El Clan y Fidel y su conjunto, le pondrán música y baile a la noche del 15 de febrero.