COVID: Se confirmaron otros cinco positivos y hay 17 hisopados en estudio


Larroque sumó nuevos contagios y se espera que la cantidad siga creciendo. Los primeros pacientes confirmados al principio de esta tercer ola de contagios comenzarán a recibir el alta, de acuerdo al criterio definido por la Organización Mundial de la Salud, avalado por las autoridades sanitarias argentinas.

Como en la mayoría de las cosas, la continuidad de impactos comienzan a anestesiarnos y la capacidad de asombro, adormecida, hace que ya casi no nos sorprenda el número. Si uno borrara todo lo que pasó en el medio, y miráramos la «foto actual» y la de los primeros días de la pandemia, nos caeríamos de espalda, especialmente, por la apertura, los permisos vigentes y la aparente liviandad conque muchos se siguen tomando el problema.

Los cinco casos de hoy marcan que ya tenemos unas 67 personas con el virus activo y 110 desde el inicio de la pandemia, y según el reporte del Nodo Epidemiológico de Gualeguaychú, se hicieron unos 17 hisopados cuyo resultado se conocerá en los próximos días. También se detalla que ya son 171 los descartados, con los tres de hoy.


Por otra parte, con los nuevos criterios de la OMS, desde hoy se comenzará a dar el alta a las primeras personas a las que se les detectó el virus, hace unos 10 días, en esta tercera ola de contagios.

La OMS definió que los casos leves pueden recibir al alta sin necesidad de contar con un test negativo a los 10 días de la detección de la infección. En el caso de los pacientes asintomáticos, ese intervalo empieza a correr desde el resultado positivo de una prueba por PCR y, en el de los sintomáticos, desde la fecha de inicio de los síntomas, con por lo menos tres días seguidos sin síntomas. Esto ahorra recursos ya que evita hisopar dos veces, con por lo menos 24 horas de diferencia, a un paciente considerado clínicamente recuperado. También reduce la demanda a la red de laboratorios.

«Aunque es probable que el riesgo de transmisión después de la resolución de los síntomas sea mínimo según lo que se conoce actualmente, no se puede descartar por completo -concluyó la OMS-. Sin embargo, no existe un enfoque de riesgo cero y la dependencia estricta de la confirmación por PCR de la eliminación del ARN viral crea otros riesgos (por ejemplo, agotar los recursos y limitar el acceso a la atención médica para nuevos pacientes con enfermedad aguda).»