Crean un suero para tratar con éxito el Síndrome Urémico Hemolítico

El Hospital Italiano de Buenos Aires y el Laboratorio Inmunova finalizaron con éxito la fase inicial de un estudio clínico en humanos. Además, este año tienen planificado iniciar el estudio clínico Fase 2/3 que se desarrollará con un equipo de pediatras y nefrólogos pediátricos de todo el país.

Los chicos son los más vulnerables. Por eso es importante controlan que cuando coman hamburguesas, la carne esté bien cocida.

Como explican desde el laboratorio Inmunova, el Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) es una enfermedad relacionada con la ingesta de alimentos contaminados y producida por la bacteria Escherichia coli productora de toxina Shiga (STEC).

El origen principal de los brotes son los productos de carne picada cruda o poco cocida, la leche sin pasteurizar y las frutas y verduras contaminadas por la bacteria. Por eso, cocinar bien la carne, lavar bien las frutas y verduras, consumir leche pasteurizada y agua potable (hervida o con al menos dos gotas de lavandina por litro) y lavarse las manos con agua y jabón antes y después de ir al baño, antes de manipular alimentos y después de tocar alimentos crudos, son algunas de las sugerencias que dan los profesionales para evitar la enfermedad.

Estadísticas que alarman


NUEVA ESPERANZA. Desde el laboratorio cuentan que investigadores de distintas partes del mundo buscaron desarrollar anticuerpos contra la toxina Shiga pero no lo lograron porque ésta es altamente inestable.

«El nuevo antígeno ideado por los científicos argentinos estabiliza la toxina mediante el diseño de nuevas estructuras combinando dos proteínas diferentes. Esto permite generar sueros de alta potencia con capacidad de reconocer a diferentes variantes de la toxina», aseguran.

PROCEDIMIENTO. En esta primera fase participaron 14 personas del Registro de Voluntarios Sanos del Hospital Italiano, que recibieron el suero por vía endovenosa.

Este registro está conformado por individuos sanos que desean colaborar de manera altruista en la búsqueda de nuevos tratamientos que podrían ayudar a muchas personas. La prueba implementada por la sección de Farmacología Clínica del Hospital Italiano mostró un excelente perfil de seguridad y una farmacocinética (distribución del medicamento en el cuerpo) muy adecuada para su posterior aplicación.

LO QUE VIENE. Los científicos argentinos mostraron que es seguro y eficaz. Los ensayos clínicos que definirán cómo se aplicará este tratamiento comenzarán este año con la autorización de la ANMAT, la agencia sanitaria encargada de la aprobación de los medicamentos en Argentina.

Para la Fase 2/3, que se desarrollará con un equipo de pediatras y nefrólogos pediátricos del Hospital Italiano y de otros centros de todo el país, invitarán a los niños infectados con la bacteria E. Coli productora de toxina Shiga y en riesgo de desarrollar el SUH para participar voluntariamente y bajo todas las regulaciones de la ANMAT en el ensayo clínico.

De esta manera buscarán demostrar la eficacia y seguridad del producto en comparación con la administración de placebo sumado al tratamiento estándar. «Tanto el equipo de Inmunova como el del Hospital Italiano trabajan enérgicamente en esta nueva fase para poder disminuir la tasa de complicaciones y de mortalidad asociadas al SUH», afirman los especialistas.