Della Giustina quiere mantener los reclamos y reimpulsar la filial de Federación Agraria


El dirigente que el año pasado asumió la conducción del grupo federado, proyecta no quedarse sólo en la protesta hacia el gobierno sino impulsar entre los asociados nuevas alternativas de producción para hacer más rentable la actividad agrícola.della2008Della Giustina, a la izquierda, en plaza San Martín el día del «tractoraso» en el año 2008.

Como se dice, Horacio Della Giustina quiere poner los huevos en varias canastas, una frase a la que tranquilamente se le puede dar un doble sentido porque «Lacho» piensa que es importante intentar diversificar la producción abriendo el juego a otras cosas que se pueden hacer en el campo, además de sembrar soja y cada vez menos trigo y maíz. Pero claro, para eso hace falta cierto coraje y una dosis de audacia, sobre todo para romper con las tradiciones y lo que en el último tiempo fue absolutamente rentable y conveniente, pero que ya no lo es.

Por eso, al menos en sus palabras y en sus buenas intenciones de presidente nuevo, le apunta con seguridad hacia la apertura cerebral que requiere pensar en la cría de cerdos, que ya está encaminada en varios productores miembros de F.A.A. Larroque pero también a conocer experiencias que poco a poco comienzan a ser exitosas, como lo que han puesto en marcha en Victoria, con un viñedo, y la cría de peces (pacú) en Urdinarrain, o el cultivo de stevia o nuez pecán.


En definitiva lo que Della Giustina pretende es no quedarse solamente en el reclamo, lamentablemente estéril y ninguneado por las políticas agropecuarias, sobre los impuestos que han esquilmado al pequeño y mediano productor entre retenciones, inmobiliarios, bienes personales, ingresos brutos, ganancias, etc.
«Que no sea solamente reunirnos para reclamar, debemos tener una mirada distinta» -sostiene- «Hay que buscar alternativas a la actividad agropecuaria, se pueden agregar muchas cosas» -afirma.

Para eso opina que «el socio tiene que ser más protagonista, ser escuchado y animarse». Considera que por ahí la edad atenta para llevar adelante proyectos nuevos, pero si uno se lo propone «logra el objetivo» comenta.


Afirma con seguridad del desfinanciamiento del sector por la falta de rentabilidad. Da el ejemplo que para salir a comer una pizza, en la que se ocupan unos pocos gramos de harina, además de los otros condimentos, hay que pagar el equivalente a 100 kilos de trigo «no tiene relación» se queja. Por eso expresa que la próxima campaña va a ser complicada y aseveró que prevé cambios en los contratos de arrendamientos «si es en plata van a bajar en quintales y si no todo a porcentaje, como antes».


Se refirió además al episodio que protagonizó en una charla que llevó adelante Monsanto en Larroque, sobre el evento RR 2 Pro, donde hizo pública su disconformidad sobre lo que considera un abuso de la multinacional que quiere quedarse con todo. Dijo que está muy informado al respecto y asegura que no estuvo desacertado con aquella intervención que sorprendió a los asistentes a aquella reunión.

Fue crítico con la falta de previsibilidad a mediano plazo que termina repercutiendo en el ánimo de los inversores. También se quejó del cierre de las líneas de crédito por parte del banco Nación a los productores que retengan soja «encontraron algo nuevo para castigar al productor».

Sobre la nueva etapa de Federación Agraria que logró renovar sus autoridades nacionales, opinó que el cambio es fundamental, «a lo sumo uno o dos períodos. Eso de quedarse siempre me parece que no es bueno» expresó.
Entendió que la gestión anterior tuvo cosas buenas y malas y confió en que si bien el nuevo presidente es de la misma línea política que el Eduardo Buzzi, habrá cambios. Sobre Elvio Guía, el director de FAA Entre Ríos, lo caracterizó como una persona abierta al diálogo. Y sobre la filial local se auto exigió a estar un sólo período y dijo que consultará para tomar decisiones. «La entidad no es de uno solo» subrayó y reiteró que intentará dar un nuevo impulso a la entidad y que ingresen más socios y que vean que se pueden hacer mucho más cosas.