Desde Barcelona un larroquense comenta como se viven los días después del atentado

Gonzalo Della Giustina se encuentra por razones de estudio en Europa y su paso por la región de Catalunya coincidió con el episodio terrorista que se vivió en la ciudad española.

 

Una imagen del lugar del ataque, tomada por Gonzalo.

 

 

Por unos días Gonzálo Della Giustina está viviendo en San Cugat, una ciudad ubicada a 33 kilómetros de Barcelona, el epicentro de la información internacional desde el jueves en que otra vez Europa cayó en el estupor por ser nuevamente blanco de un ataque terrorista.

En poco tiempo, este futuro Ingeniero Civil de la Universidad Tecnológica Nacional, se instalará en Alemania durante seis meses luego de haber ganado una beca tras concursar durante tres años con un proyecto que defendió y que incluyó aprender el idioma y rendir varios exámenes. A esa historia de esfuerzo y superación le dedicaremos el espacio que se merece cuando Gonzalo ya esté a pleno en el país germano.

Aprovechando su presencia en esa zona, lo consultamos sobre las sensaciones que recogió en la comunidad catalana, luego de lo ocurrido el jueves. Gonzálo había llegado a San Cugat en esas horas y cuando lo consultamos, el primer comentario fue “al parecer en la rambla, que es un lugar muy transitado y de los mas turísticos, pasó una camioneta y chocó una multitud de gente. Están todos conmocionados, por suerte nosotros estamos lejos, están todos muy precavidos y alterados”. Están cortando los trenes y los subtes para evitar cualquier problema”.

Al otro día a la tarde, Gonzalo visitó la zona donde se produjo el incidente y comentó que “en la rambla, a la gente se la veía normal y decían que no tenían miedo, seguían la vida cotidiana”.  Describió que había lugares cerrados y que había mucha presencia policial “muy armados”.

Enjoy this blog? Please spread the word :)