El delantero con sangre larroquense que se abre camino en el fútbol europeo


Tomás Bonilla debutó este mes en el equipo profesional Calahorra, que juega en la segunda división B de España. Su familia vive en Clusellas, Santa Fe pero es hijo  y nieto de larroquenses.

 

 

 

Susana Casagrande y Angel «Pilucho» Romani son los orgullosos abuelos larroquenses que disfrutan a la distancia de la ascendente carrera del nieto en el viejo continente, sentimiento que por supuesto es compartido por Nancy y su esposo Lorenzo, los papás de Tomy, radicados en la pequeña ciudad del oeste santafecino.

Allí fue donde el delantero goleador empezó a crecer en el fútbol del club Florida de Clucellas, pasó luego a Atlético Rafaela para después de un tiempo de estar en San Jorge probar suerte en el Calahorra, en La Rioja española.


De regreso a ese país, tras una breve visita de fin de año en Argentina en la que dio alguna nota a medios locales, pudo dar un pasito más en su carrera y se dio el gusto de debutar en el equipo profesional

 

El sitio a PaloyGol.com.ar.  señala que «a fuerza de goles en el Plantel de Tercera Categoría -lleva 11 anotados y es uno de los artilleros del certamen-, el delantero de 21 años de edad, de Plaza Clucellas, fue convocado por el entrenador Miguel Sola al banco del primer equipo de la Segunda División B, que disputó el pasado 11 de enero la  fecha 20ª frente al Real Unión Club. Allì Bonilla hizo su debut profesional ingresando en el minuto 82′ por Adrien Goñi. El encuentro  terminó empatado sin goles.

«Me sentí muy bien y muy tranquilo en mi debut , mis compañeros y el DT me demostraron mucha confianza», le dijo Bonilla «Me adapté de manera rápida y más que bien. Toda la gente del club me hizo sentir muy cómodo desde el primer día en el que llegué , estoy muy contento y agradecido», añadió el delantero.