El gremio petroquímico denunció a Unilever por violar la conciliación obligatoria

Oscar Casco dijo que la empresa paró una unidad de producción de materia prima en el Parque Industrial y ahora trae el insumo desde La Plata en camiones de YPF.

 

 

El el secretario gremial del Sindicato del Personal de Industrias Quimicas y Petroquimicas Zárate, Oscar Casco, manifestó que denunciaron ante las autoridades del ministerio de Trabajo a la empresa Unilever, por la violación de la conciliación obligatoria dictada en el marco del conflicto suscitado por el despido de 21 trabajadores de la planta ubicada en el Parque Industrial de Gualeguaychú. El dirigente gremial acusó a la empresa de “realizar maniobras para justificar la falta de competitividad que aducen” para hacer efectivos los despidos.

Casco explicó que “estamos como el primer día porque la empresa en la primera audiencia justificó los despidos por falta de competitividad pero no pudieron explicar cuál era la o las causas de esa situación. En la audiencia siguiente, los representantes de Unilever vinieron con lo mismo, ratificaron los 21 despidos y nosotros denunciamos la violación de la conciliación obligatoria porque la empresa paró una de sus plantas y está trayendo sulfona, que es la materia prima base para el jabón en polvo desde La Plata a través de YPF. Pedimos al Ministerio de Trabajo que realice las inspecciones correspondientes y que actúe en consecuencia.

El dirigente gremial manifestó que “esa sustancia normalmente se producía en Gualeguaychú con dos unidades de las que una está inactiva. Las necesidades de esa unidad inactiva la están cubriendo con camiones de YPF. Cada uno de esos viajes de sulfona en camión tiene un costo de 500 mil pesos. Esto forma parte de la estrategia de Unilever para justificar la falta de competitividad que aducen”.

Asimismo, Casco expresó que  “en la empresa Euroamérica, está reprocesando productos que salieron fuera de norma en su momento, lo cual antes se hacía en Unilever en unas instalaciones adaptadas y con medidas de seguridad, ya que esa clase de productos tienen enzimas, las cuales son nocivas para la salud. Euroamérica no tiene preparadas sus instalaciones para proteger a los trabajadores tercerizados que realizan dichas labores. Esto significa que esas personas que realizan esas tareas en Euroamérica,  van a sufrir problemas de salud, bajo la responsabilidad de Unilever”.

Casco indicó finalmente que “la conciliación finaliza este miércoles a las 12 del mediodía y no sabemos cuál será la actitud que asumirá Unilever, pueden ratificar o dar marcha atrás con los despidos y de esa forma evitar el caos social que van a originar. De los 21 despedidos, hay tres que llegaron a un acuerdo de manera individual con la empresa sobre sus indemnizaciones”.

Fuente: Radio Máxima