El Ministerio de Salud tomó intervención en Larroque por dos casos importados de dengue

Funcionarios de la Dirección de Epidemiología llegaron esta mañana a nuestra ciudad para organizar el operativo de bloqueo a la zona urbana donde habitan las personas que presentaron síntomas de la enfermedad.

 

Personal del Centro de Salud Santiago Bugnard y del Hospital San Isidro, entre ellos el director Mario Pedroza, asistieron esta mañana a la charla y proyección de imágenes en el principio del operativo de prevención que comanda la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud de Entre Ríos.

Se detectó que dos personas que en las últimas semanas viajaron al norte de Misiones contrajeron el virus del dengue y una vez diagnosticada la enfermedad, la novedad fue comunicada a las autoridades de salud local.

Jerónimo Garcilazo, responsable del área de Zoonosis y Vectores de la Dirección de Epidemiología de Entre Ríos, llegó a Larroque alrededor de las 10 de la mañana y explicó que se trata de los dos primeros casos de dengue importado en la provincia en lo que va de 2019 y que una vez declarada la enfermedad, se trabajará en el bloqueo sanitario de 9 manzanas, tomando como la número uno a la que se encuentra el domicilio con las personas que están siendo tratadas de los síntomas.

Informó que se recorrerán los domicilios de la zona bajo vigilancia para concientizar a los vecinos de la importancia de combatir la propagación del vector que podría transmitir el virus y así evitar que se transforme en autóctono, como sucedió en Federeación hace un tiempo, llegando a afectar a unas 200 personas.

Reconoció que el mosquito aedes aegypti está presente en la mayoría de los municipios de Entre Ríos y que eso obliga a tomar las medidas necesarias, como la de eliminar los lugares donde el insecto se puede reproducir y además proceder a la fumigación para eliminar a los mosquitos adultos, con insecticidas aprobados por el Ministerio de Salud de la Nación.

Destacó que las bajas temperaturas de estos días es un elemento a favor del control, aunque los mosquitos adultos buscan protegerse del frío e ingresan a los domicilios, por lo que es importante el uso de repelentes, ya sea sobre la piel o con espirales o pastillas.

«Pasaremos casa por casa para pedirle a los vecinos que colaboren con vaciar los elementos que contengan agua y así cortar el ciclo de vida del aedes aegypti» remarcó Garcilazo. A su vez, Gisella Taffarel, la Secretaria de Desarrollo Social de la municipalidad, precisó que le pedirán a los vecinos que eliminen la chatarra que pueda almacenar agua y que pasarán con un camión a recolectar ese tipo de residuos.