El Niño podría afectar la producción de granos


En 2009, el fenómeno provocó la peor sequía en cuatro décadas en India y arrasó los cultivos de Asia, lo que llevó los precios de los alimentos a máximos de varios años.

granosprLos pronósticos climáticos de Japón y Australia de ayer confirman el retorno del fenómeno de El Niño este año. Éste se caracteriza por un aumento en la temperatura de la superficie marítima del Pacífico. Provoca fuertes lluvias e inundaciones en Sudamérica y mayores temperaturas en Asia e incluso en el este de África.

En la Oficina Meteorológica de Australia advierten este año de un fenómeno «sustancial». En Japón fueron los primeros en reportarlo y, desde marzo, científicos estadounidenses ya están hablando de la llegada del El Niño.


Las predicciones las hacen a partir de un sistema de boyas marinas equipadas con sensores para medir temperaturas, corrientes y vientos. Así tratan de detectar un fenómeno que surge de las variaciones en la temperatura del Océano Pacífico. Esos datos se suman con otros recogidos por satélites y estaciones de observación meteorológica, y se cruzan con complejos modelos computarizados diseñados precisamente para predecir El Niño.

CULTIVOS MÁS AFECTADOS
En 2009, el fenómeno provocó la peor sequía en cuatro décadas en India y arrasó los cultivos de Asia, lo que llevó los precios de los alimentos a máximos de varios años. A continuación, una lista de algunos cultivos que serían más afectados por El Niño:

Trigo


Se espera que El Niño provoque clima seco en todo la zona productora de granos en el este de Australia.

Soja

La producción se vería afectada en India si el fenómeno climático provoca clima seco en las regiones del oeste y del centro del país.

Maíz

La producción en China e India también está en riesgo. Normalmente, China se salva de los mayores estragos de El Niño, pero los rendimientos del maíz podrían frenarse porque el cultivo requiere volúmenes relativamente más altos de riego, lo que ayudaría a productores de América del Sur y de EE.UU. a vender más.

Fuente: Fyo