El paso de las tormentas aisladas solo produjeron algunas ráfagas de viento

Las nubes comenzaron a disiparse luego que ingresaron a Entre Ríos y al menos en nuestra región la tormenta no alcanzó a desarrollar el potencial de daño que se registró en Córdoba o Montevideo. El viento alcanzó los 69 kilómetros por hora pero casi no llovió.

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Seguimos zafando y aunque la perspectiva de clima inestable se mantiene hasta el jueves, la tormenta pronosticada para esta madrugada era la que más temores generaba y como las previstas para viernes y sábado, pasó de largo.

Hay que decir que el Servicio Meteorológico Nacional señaló que las tormentas serían aisladas y eso daba la chance a que, como pasó, hubiera regiones del país donde sí se observaron fuertes ráfagas de viento, granizo y chaparrones de hasta 100 mm, como en Buenos Aires y Córdoba.

También en zonas de la república de Uruguay la tormenta fue fuerte, especialmente en el departamento Canelones. Si se traza una línea entre la ciudad capital de Córdoba con la región de Uruguay afectada, el sur de Entre Ríos queda a la misma altura, sin embargo no hubo reportes de consecuencias graves en nuestra provincia. Así queda claro que el carácter aislado del fenómeno, benefició a nuestra zona, al menos en términos de registros de lluvia, con máximos que en Villa Paranacito, según la estación meteorológica de la Dirección de Hidráulica, cayeron 27 mm.

En nuestra ciudad, donde el dispositivo volvió a andar con cierta regularidad desde el viernes, quedó registrada una velocidad máxima del viento de 69.2 km/h a las 3:49 de este domingo.

Para hoy se espera que el cielo se presente parcialmente nublado, aunque las chances de lluvia regresarán hacia la tarde noche de mañana lunes, con posibilidades de algunas tormentas hacia la mañana del martes y más inestabilidad y lluvias aisladas hasta el jueves. Ojalá sigamos con suerte.