El recuerdo de Faustino Suárez, el primer maestro que dio clases en Larroque

Fue el fundador de la “escuela grande” en 1911, que 90 años después tomó su nombre. En el año 2008 Juan Tronco recordó su etapa de alumno y relató la historia de aquel pionero cordobés y los primeros pasos de la educación en Larroque.

 

Cuando en la Argentina todo estaba por hacerse, a principios del 1900, un joven cordobés llamado Faustino Suárez volcó sus esfuerzos al fortalecimiento de la educación. Desarrolló su vocación en nuestra provincia de Entre Ríos: dio clases en distintas localidades hasta que en marzo de 1911 se le encomendó la creación de una escuela en Larroque.

En una publicación del año 2008 Juan Tronco contó que “en 1934 concurrí por primera vez a la escuela fundada por Faustino Suárez, que ya había sido nombrado como director. Quienes tuvimos el privilegio de asistir a su escuela conocimos la rectitud de ese maestro, que inculcaba el respeto a sus alumnos”

Según el relato, Faustino nació el 23 de junio de 1881 en el campo de su padre ubicado en las cercanías de Achiras, en la provincia de Córdoba. Llegó a Entre Ríos atraído por una convocatoria que había lanzado el gobernador de la provincia ante la necesidad de cubrir puestos docentes que estaban vacantes en diferentes escuelas del territorio entrerriano.

Entretanto, Faustino conoció a quien sería su esposa, la también docente Dorila Ljumber. Aquellos comienzos no fueron fáciles. Debido a las malas condiciones en que se encontraba la construcción donde debía funcionar la escuela, el matrimonio se vio obligado a dictar clases y a vivir en una casita de dos habitaciones ofrecida por un vecino.

Dice Tronco: El 22 de marzo de 1911, a sólo tres días de su llegada, comenzaron las clases con la asistencia de 57 niños y adultos de entre 12 y 35 años. Los alumnos se sentaban sobre cajoncitos de madera. El maestro enseñaba en una de las habitaciones a los estudiantes mayores, que eran analfabetos. Su esposa tenía a cargo a los menores y ocupaba la otra habitación . De este modo, durante el día los dos cuartos funcionaban como aulas y durante la noche se transformaban en el hogar de la familia Suárez Ljumber.

Como pizarrón se utilizaba una puerta de madera pero poco a poco la escasez de recursos disminuyó: se consiguieron carteles para enseñar a leer, pizarrones y algunos bancos usados. Al finalizar el ciclo lectivo 1911, la flamante escuela de Larroque, bautizada por su fundador Escuela Nacional Nº 54 Córdoba, contaba con 132 alumnos.

Pero don Faustino no estaba satisfecho con la poca comodidad que contaba, tal es así que cuando pudo adquirir una casa, trasladó la escuela a su domicilio. En ese lugar fundó una biblioteca escolar.

Recién en julio de 1926 fue inaugurado un nuevo edificio con seis aulas, salas para la dirección, para la realización de trabajos manuales y para biblioteca, museo, dos baños, depósito y una vivienda para los docentes. Cuenta Tronco que el maestro quería vivir hasta que su escuela cumpliera las bodas de oro y don Faustino pudo concurrir al acto.

Estaba todo el pueblo de Larroque. En ese encuentro, se descubrió una placa en honor a don Faustino. Tanto fue su aporte al desarrollo educativo de la ciudad que la escuela ahora lleva el nombre de su fundador.

La biografía escrita por Oscar Viale 
FAUSTINO APOLINARIO SUAREZ nacido el 23 de junio de 1881 en  un campo próximo a Las Achiras en la provincia de Córdoba, cercano al antiguo camino Buenos Aires – Chile.
Sus padres Domingo Suárez y Dolores Medina. Sus hermanos: Adolfo, Marcos, Domingo, Rosaura, Isaura y Celmira.

Cursa sus estudios en la Escuela Normal de Río Cuarto.- Faltán­dole un año para recibirse de Maestro Normal Nacional, la necesi­dad de docentes en nuestra Provincia, hace que junto a tres compañeros  de estudios llegue a Entre Ríos ejerciendo la docencia  en Talitas en 1901.

En 1902 debe cumplir con el servicio militar obligatorio en Buenos Aires.

En 1903 es designado en el segundo distrito de Gualeguay

En  1904 hace un curso en la Escuela Normal de Gualeguay para obtener él titulo de Maestro. Es ahí donde  conoce a DORILA LJUNGBERG, apellido de origen Sueco, siendo sus padres de esta nacionalidad.

En  1905 se casa y se hace cargo del negocio conocido como almacén de Impini en Talitas, permaneciendo por algo más de dos años en esta actividad.

Su vocación docente puede más y en 1908 vuelve a ejercer, siendo designado esta vez en Puerto Ruiz, el cómo Director y doña  Dorila como maestra.

En 1910 es trasladado a Hernandarias y en 1911 le dan la tarea de crear una escuela en Larroque, haciendo esto posible el 23  de marzo de 1911.

Sus hijos: Argentino, Faustino Pedro, Ofelia Irene, Eduardo Dionisio, Domingo Urbano, Guillermo Segundo.

Ejerce la docencia hasta 1938 en que se jubila y fija su resi­dencia en Gualeguaychú, donde se produce su fallecimiento el 6 de julio de 1961.

Faustino Apolinario Suárez – el primer maestro y activo participe en todas las instituciones de nuestro medio, responsable durante casi tres décadas de iniciativas prósperas para LARROQUE.

 

La lista de los primeros alumnos de la escuela

Son los que concurrieron el primer año que comenzó a funcionar la escuela 54, es decir el año 1.911:

Modesta Benítez, Domingo Pauletti, Ramona Pauletti, Marcelino Muñoz, Irene Pauletti, Marina Palleiro, Anatilda Carrizo, Carlota Zanini, Mariana Latine, Juana Etcheveste, Aida Cuello, Peregrina Cuello, Plácida Collazo, Cornelia Collazo, Gumersindo Bustos, Reimunda Pedroza, Petrona Pedroza, Gabina Levidinsky, Mercedes Tolosa, Senobia Iglesias,María Morel, Berta Muape, Elvira Benvenutto, Nancy Gauna, Cecilia Gauna, Gabriela Moral, Julia De León, María Díaz, Carlos Depaoli, Seba Martínez, David Silvestre, Estebán Silvestre, Rafael Búa, Evaristo Búa, Vicente Gauna, Pablo Gauna, Francisco Gauna, Feliciano Benítez, Tomás Pauletti, Domingo Pauletti, Doroteo Cevallos, Bernardo Palleiro, Benito Palleiro, Rosendo Carrizo, Benito Carrizo, Gilberto Ledesma, Segundo Larrosa, Fernando León, Eladio León, Joaquín Iriarte (dueño de casa), Apolinario González, Vicente Díaz, Vicente Bustos, Bernabé J. García, José Collazo, Adeli Fernández, Francisco Tolosa, Martín Iglesias, Edmundo Pareja, Orfilio Pareja, Francisco B. González, Domingo A. González, Sebastián Benítez, Pablo De León, Severo Fernández, Luciano Torrilla, Gregorio Bustos, Ramón Corvalán, Antonio Benítez, Santiago Leiselli, Severo Monzón, César Britos,, Mariana Balbuena y Juan De Zan.

 

 

 

Enjoy this blog? Please spread the word :)