En el debut Central llenó el fortín de fútbol y el arco de goles

Le ganó 3 a 0 a Deportivo Urdinarrain con una producción que combinó juego, actitud y contundencia. Fue un buen antecedente antes del inicio del rojo en la Copa Entre Ríos. Fotos: Silvina González. Video: Leo Plaza.

Arranque para ilusionarse tuvo Central ayer ante Deportivo en la primer fecha del torneo de Liga, a una semana del debut de los dos clubes en el certamen provincial. Claro, el rojo llegará mejor en el cruce de los conjuntos de Gualeguaychú ante los gualeyos, en su caso recibiendo a Centro Bancarios mientras que los azules visitarán a Gualeguay Central.

El conjunto de Matías Marchesini arrancó golpeando desde el inicio, con el gol de Lucas Viale quien ganó de atropellada la pelota en el tercer cabezazo del rojo en el área tras el centro de Olivera.

Los intentos de los visitantes chocaron con la fortaleza del bien parado local que comenzó a redondear la tarde luego de un tiro de esquina mal rechazado por el arquero, la pelota cayó en el punto penal, justo donde estaba Augusto Lonardi, que primero la dominó y luego sacó un zapatazo que pasó entre un bosque de piernas y levantó la red.

Y contra los azules no podía faltar “la ley del ex” con Urbano Quintana cerrando la cuenta con un cabezazo que entró al arco en los últimos segundos de un encuentro que en el segundo tiempo se jugó hasta el minuto 49.

Marchesini transmite garra a sus jugadores, casualidad o no, desde su llegada a la dirección técnica, Central fue de menos a más y acumuló buenos partidos, quedándose con la Copa Gualeguaychú y ahora sellando una victoria que promete.