Entre jueves y viernes llegaría el alivio para el calor y ¿para la sequía?

No está claro que vaya a llover ni cuanto, pero desde el jueves a la noche o el viernes llegaría a su fin una interminable ola de calor que habrá durado cerca de 10 días.


Sin lluvias que suavicen la seguidilla de días de calor, el empeoramiento en el estado de los cultivos en gran parte de la región se viene agudizando, salvo en aquellos lugares que recibieron chaparrones puntuales.

La cobertura de nubes prevista para el viernes 9

Hace una semana que los pronósticos prevén el choque de masas de aire que propiciará el clima inestable desde las últimas horas del jueves y al menos hasta el sábado pero con una perspectiva de lluvia aún no definida o por lo menos menor a la que se necesitaría para revertir el actual escenario.

Aunque quedan todavía algunas jornadas agobiantes, lo que se pronostica, si se cumple, será un alivio térmico de varios días y en  la medida que la inestabilidad se mantenga, habrá más chances de que llueva. Incluso, algunos servicios meteorológicos también prevén que después de las mejorías que se aguardan para el lunes 12, la semana continuaría con algunos días nublados y posibles garúas.

 

Si así fuera, es normal en verano pero sobre todo en este tiempo que se produzcan fenómenos muy localizados con chaparrones abundantes en poco tiempo. Con uno de esos que nos caiga, ya estaríamos mejor.

Enjoy this blog? Please spread the word :)