Enumeran los temas que más preocupan a la industria en Entre Ríos


«Falta de consumo interno y complicaciones desde el punto de vista de la exportación, al tener un costo que cuesta afrontar cuando uno tiene que ir a los mercados externos», resumen las complicaciones, según el presidente de la UIER.

El presidente de la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER), Guillermo Müller, sostuvo que «en términos generales la preocupación de la industria en Entre Ríos tiene que ver con el nivel de actividad, relacionada a las cuestiones de consumo de mercado en la Argentina, la demanda asociada al poder de compra del consumidor; si bien no todas las empresas están en una misma situación», destacó.

Explicó que hay una «gran preocupación de los sectores que están vinculados a la exportación. Algunos han visto incrementarse fuertemente sus costos de producción, como por ejemplo el sector avícola o porcino, que ve incrementada la materia prima y todo un conjunto de cosas que le han complicado la ecuación de costos de cara a poder competir o exportar al extranjero», señaló.


En este sentido el gerente general de Cartocor reflexionó: «Evidentemente, también los mercados externos están muy peleados. Por lo tanto cuestiones que tienen que ver con cómo revemos los factores que están afectando a las distintas estructuras de costo de la industria, es uno de los grandes temas».

A esta situación, indicó, debe sumarse cierta incertidumbre en relación a los costos. «Cuál va a ser el marco tarifario, cómo se van a seguir moviendo las variables para adelante y la presión tributaria, son temas que surgen en cada una de las reuniones sectoriales que se tiene a nivel industrial», dijo y sintetizó: «Por ahí pasa todo: falta de consumo interno y complicaciones desde el punto de vista de la exportación, al tener un costo que cuesta afrontar cuando uno tiene que ir a los mercados externos».

Importaciones
Müller dijo que otro de los aspectos que están repercutiendo en la industria nacional es «la apertura de importaciones», y que «es necesario que seamos lo suficientemente inteligentes para evaluar cuáles son las que realmente complican la actividad productiva del país. Tenemos que salvaguardar la industria nacional entendiendo que es una generadora muy importante de dinámica de mercado y de empleo», resaltó. En ese sentido, afirmó: «Se está muy alerta a lo que está pasando con este tema porque realmente nos preocupa y ocupa».


Al respecto, profundizó, «hay importaciones que son necesarias para llevar a cabo un proceso productivo y otras que no generan ningún valor y compiten con el producto nacional, de una forma que no es tan equitativa».

En otro orden, Müller valoró que «hay mucha actividad y vocación por generar nuevos mercados, de hecho las misiones están siendo concurridas. Hay buena organización desde el punto de vista de las autoridades gubernamentales y generación de reuniones efectivas en las que se pueden encontrar las partes, oferentes y demandantes. Esa es la parte positiva», señaló a El Diario.

Respecto de la posibilidad de construir mejores oportunidades apuntó la importancia de «poder ir saliendo de la incertidumbre, que es lo que no nos permite planificar a mediano plazo, removiendo algunas barreas estructurales. Tenemos que ver de qué manera se trabaja en materia de impuestos y contar con un marco tarifario de referencia que nos permita ver un horizonte mayor. La mayor preocupación hoy es que los niveles de actividad se recuperen y que podamos remover los obstáculos para ser más competitivos y afrontar los mercados externos».

Finalmente analizó que se trata de soluciones a las que no puede arribarse unilateralmente, por lo que apostó a un trabajo en conjunto.