Explican que las torrenciales lluvias en la región se deben “al paso del verano al otoño”


Especialista afirma que si bien los meses más lluviosos son marzo y abril, las previsiones siempre abarcan la segunda quincena de febrero y la primera de mayo. Las lluvias de ayer estarían por encima del registro de los últimos 50 años.

lluvias regionLa intensidad y abundancia de la lluvia de ayer en determinados lapsos alertó a los ciudadanos de varias provincias, acerca de la causa de la misma y de la posibilidad de que continúe en los próximos días en toda la región.

El ingeniero Ignacio Cristina, miembro del Centro de Informaciones Meteorológicas (CIM) de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas de la Universidad Nacional del Litoral, explicó con sencillez y calma el origen del temporal que abarca a la zona.
“Si tenemos en cuenta que el mes de febrero tuvo una media, en los últimos diez años, de 171,5 milímetros, con diez días promedio de precipitaciones; y en este caso llevamos ocho días (hasta ayer) de precipitación con poco más de 200 milímetros, estamos por arriba de la media, pero no es un exceso importante”, explicó.
Y agregó: “Lo que pasa es que se espera que se mantenga una lluvia importante y para mañana (por hoy), también hay probabilidad de lluvias fuertes. Recién este viernes mejoraría. Es por eso que se superará aún más la media”.


—¿Se preveía este caudal de lluvias para esta semana?
—Sí. Dos días atrás manejábamos la probabilidad de lluvias importantes. De hecho, en el pronóstico de sábado y domingo hablábamos de la probabilidad de lluvias locales fuertes y esto se fue confirmando con el correr de las horas. De todas maneras, es muy complicado decir “va a llover equis cantidad de milímetros”. Sí se puede saber que va a llover mucho.

En cuanto a las estadísticas, el ingeniero Cristina indicó que “ha habido febreros mucho más lluviosos, como es el caso del año pasado, cuando cayeron 266 milímetros”.
Como pie para la siguiente explicación, el profesional expresó: “En 2012 cayeron 157 mm; en 2011, 173; pero en 2010, fueron 357; y en 2009, eran 154, pero en ese marzo fueron 213 mm más. En 2007, por ejemplo, cayeron 98 milímetros, pero en ese marzo cayeron más de 500; situación similar a la de 2005, en el cual fueron 75 en febrero, pero luego 353”.
“Lo que quiero decir es que va a llover más de la media, pero son los últimos días de febrero. Estamos al borde de marzo y abril que son los más lluviosos del año”, acotó.

—¿Por qué se los caratula de esa manera?
—Cuando se habla por lo general de marzo y abril, también se deja abierta la situación para decir que desde mediados de febrero se incrementan las lluvias, e incluso no es de extrañarse que en mayo todavía se generen estos eventos que arrojen mucha agua”.
“¿Por qué? Porque en esta época se está en una situación del año en la cual se está terminando el verano y está comenzando el otoño. Más allá de las fechas, es un pasaje gradual en el cual conviven las dos situaciones:
masas de aire típicas de verano y masas típicas de otoño, que al cruzarse generan sistemas convectivos de importancia, los cuales por lo general producen montos de lluvia importantes”, detalló Cristina.

—¿Influyen en este momento fenómenos como El Niño o La Niña?
—No. Según el último parte, actualmente el fenómeno El Niño se encuentra en estado neutral y con baja probabilidad de transición a La Niña. Traducido al léxico común, está en una condición normal de comportamiento climático para esta época. En definitiva, esta lluvia importante de hoy no es producto de El Niño sino de la época del año, donde se combinan masas típicas de una etapa de transición entre una estación y la otra”.

Fuente: El Once Digital