Fabio Larrosa explicó los alcances de la derogación del impuesto a la herencia

El Escribano se refirió a la ley que entrará en vigencia a partir del 17 de enero por la que se dejará de gravar la transferencia gratuita de bienes. Opinó que se pondrán en marcha trámites que estaban postergados. Hay expectativa si la reglamentación dará lugar a que la nueva normativa se aplique retroactiva al período que abarco la anterior, ahora derogada.

 

 

En noviembre del año pasado el ejecutivo entrerriano presentó en la legislatura provincial la iniciativa por la que en diciembre se terminó derogando un impuesto que no alcanzó a mover el amperímetro fiscal. Quienes quedaron incluidos en la normativa se veían obligados a afrontar trámites kilométricos y el pago de un monto importante de dinero, lo que generó infinidad de planteos judiciales en busca de sortear lo que se convirtió en una traba en las sucesiones.

El escribano Larrosa habló de la nueva normativa y explicó que el impuesto a la transferencia gratuita de bienes, fue aprobado en el texto de la ley 10197 que empezó a tener vigencia el 7 febrero de 2013. “Esta ley grabada con altas alícuotas y obligaba a hacer trámites para todos las donaciones de bienes, legado o sucesiones; en fin: todo lo que recibía una persona en forma gratuita”.

Detalló que “a raíz de los planteos realizados puntualmente por el colegio de escribanos, por otros colegios profesionales y también por particulares, tomó intervención la justicia y hubo un fallo de primera instancia favorable. Asimismo, describió que “la misma fiscalía se expidió en favor de la derogación hasta que el gobernador tomó la decisión que dio lugar a la presentación de los bloques de Cambiemos y del Frente para la Victoria que derivó en un proyecto de ley que fue aprobado por Senadores y Diputados y publicado en el boletín oficial de la provincia”.

Respecto de la aplicación de la norma sancionada en diciembre, señaló que “va a tener vigencia a partir del 17 de enero” aunque estimó que “con todo esto -la modificación y del período de receso- yo diría que para el mes de febrero va a empezar a operar, con la certeza que la gente sepa que no va a tener más este impuesto gravoso”.

En ese marco destacó que quienes habían tenido alguna sucesión de un familiar y habían consultado, e intentado hacer ante nosotros -los escribanos- o ante los abogados o ante la misma ATER, se sacaba la cuenta “que era cuantioso lo que tenía que pagar de acuerdo al patrimonio que involucraban. A partir de ahora ya no van a tener que abonarlo lo que es una buena noticia y además no hacer los trámites engorrosos en ATER con planillas y constataciones”.

El Gobierno puso en vigencia la derogación del impuesto a la herencia y el campo valoró la medida


Nulo impacto fiscal
Para Larrosa, “lo que el gobierno pensó en aquella época cuando lo aprobó -en el 2013- era recaudar con el argumento que el destino era para un fondo de viviendas y finalmente no se generó nada”. Puntualizó que el gravamen alcanzó a constituirse solamente en el 0,36% del presupuesto”. Subrayó que como contrapartida “logró que la gente dejara de hacer los trámites porque era demasiado gravoso y mucha gente terminó haciendo planteos judiciales” junto al de los colegios de profesionales”.

Todo eso “terminó haciendo que se alejaran de la práctica de adelantar los bienes a sus herederos a través de la donación o de realizar sucesiones de los familiares ya fallecidos, porque terminó siendo muy costoso”. A su vez indicó que provocó “que la situación jurídica de muchos inmuebles o de muchas familias estuviera fuera de la ley porque faltaba la sucesión. Los bienes que operaban los hijos todavía estaban a nombre de los padres y ahora, para las familias como las empresas de acá, que la mayoría son familiares, es una buena noticia”.

¿Será retroactivo?
El notario precisó “que la ley comenzó a regir desde febrero 2013 y que la nueva legislación, la 10.553, que es la de derogación, empieza a regir a partir del 17 de enero de este año y “todo lo que quedó entre medio hasta ahora está vigente”.

En cuanto a un eventual efecto retroactivo consideró que “se está planteando la reglamentación” y que la ley no lo prevé todavía” y que eso podría depender de “cual va a ser la interpretación de la normativa y esto se va a ir discutiendo con la operatividad que haga ATER y del modo en que intervenga la justicia y los colegios profesionales, pero esto ya es harina de otro costal”.

“Si bien la fecha de vigencia es el 17 enero, de aquí que se comience a instrumentar y que los organismos del estado vuelvan del receso, en el mes de febrero podemos poner en práctica todo para iniciar los trámites. Así que gustosos estaremos a disposición de las consultas que tenga la gente en nuestro estudio”.

Estimó que “varios trámites sucesorios van a arrancar” y que a partir de esto todo lo que estaba parado va a empezar a moverse”.  Finalmente opinó que “más que nada va a solucionar los problemas familiares que estaban sin resolver, Esas familias que no tenían resuelta la titularidad de los bienes de quienes las estaban detentando, por una cuestión de esa gravosidad, ahora se va a poder organizar”