Juan Casagrande logró una victoria épica en el debut de la temporada

Agustín Fulini había vencido en pista en la 125cc Inter Light, pero fue excluido por técnica y el larroquense se convirtió en el primer ganador de la historia de la divisional, escoltado por Jerónimo Bidegain y Franco Balbuena. Había largado la final desde el último puesto.

 

 

El primer escalón del podio para el piloto local marcó un muy buen arranque en la nueva categoría 125 Internacional light que se corrió en Concordia. Tras un muy buen andar del motor y chasis desde el viernes, las pruebas de esa jornada mostraron que ya se perfilaba como gran protagonista de la primer fecha, con buen ritmo en las tres tandas.

El día sábado siguió con el pie derecho y clasificó obteniendo el 1er puesto, lugar desde el que largó en la serie del domingo pero llegando en la segunda posición, ya que fue descalificado “por pasarse en el banco de pruebas” según explicó Fabiana Videla, la mamá del piloto, por lo que debía largar anteúltimo en la final.

Dispuesto a “remarla”, Juan concretó una gran carrera, largando desde atrás y construyendo una levantada de película. “Pelearla es una de las cosas que mejor le sale” acotó Fabiana, que describió la situación como “un todo o nada” para lograr llegar lo más alto posible en el clasificador y poder sumar puntos para el campeonato.

Con esa meta, hizo una carrera impecable, alcanzando los puestos de podio y luego trepando al segundo lugar, detrás de Agustín Fullini, que se sabía, recibiría una penalización por haberse adelantado en la largada de la serie anterior “además pasado en el banco también”.

Fabiana comentó que Igualmente había que esperar que pase nuevamente por el banco de pruebas y ahí recién pudimos festejar el triunfo, “lo que fue muy emocionante para todos”. “Queremos agradecer como siempre a todos los auspiciantes que sin ellos es muy difícil continuar, a todos los medios de comunicación, a la gente de Larroque, familia, amigos por el apoyo incondicional de siempre! Al gran equipo de éste nuevo año “CROSSA COMPETICIÓN por el gran motor y a su papá Joaquín Casagrande por el gran chasis, siempre a punto, que le brinda.