Jubilaron al satélite geoestacionario que proveía de información climática

El satélite geoestacionario americano GOES-13 se ha despedido de su vida activa y se traslada a una posición nueva de “reposo”. Es el que proveía de imágenes al Servicio Meteorológico Nacional y que fue reemplazado por el satélite GOES 16, con muchos avances tecnológicos que permitirá pronósticos más precisos.

 

El satélite GOES-13, lanzado en 2006, ha servido como GOES-Este desde 2010 a 2017. La difusión de la imagen finalizó el 8 de enero de 2018. El satélite comenzó a desplazarse el 10 de enero  de 2018 a su ubicación de “almacenamiento” a 60º de longitud oeste.

Se muestra una de las imágenes finales de disco completo en el canal visible transmitidas por GOES-13 a las 1445 UTC del día 8 de enero de 2018.

 

En sus 7 años de servicio el satélite GOES-13 de NOAA ha capturado algunos de los fenómenos meteorológicos más notorios en la historia reciente, pero con la aparición del GOES-16 de última generación, el GOES-13, que ocupaba el cargo desde abril de 2010, se desconectó el 8 de enero de 2018. Se puede reactivar si uno de los otros satélites NOAA los satélites operativos o de respaldo experimentan problemas.

“GOES-13 fue un caballo de batalla confiable, que proporcionó a los meteorólogos imágenes y datos cruciales que permitieron a NOAA proporcionar pronósticos precisos y advertencias de tormentas, muchas de las cuales están en los libros de récords”, dijo el contraalmirante retirado de la Armada de Estados Unidos Timothy Gallaudet, Ph.D., administrador en funciones de NOAA.

Un satélite geoestacionario anterior de la NOAA, GOES-14, también desactivado, seguirá siendo el principal satélite de respaldo de la NOAA, y puede activarse si GOES-16 o GOES-15, el actual satélite GOES-West, experimenta dificultades técnicas.

El próximo satélite de próxima generación, GOES-S deNOAA,   está programado para su lanzamiento el 1 de marzo, y se convertirá en el nuevo satélite GOES-West después de una fase de comprobación y prueba, que puede demorar hasta un año. Los pronosticadores podrán aprovechar sus imágenes avanzadas durante ese tiempo de incorporación gradual. Juntos, estos satélites permitirán a la NOAA monitorear más de cerca los sistemas climáticos en América del Norte, América del Sur y los océanos Atlántico y Pacífico para ayudar a proteger vidas y propiedades.

La NOAA es la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica es una agencia científica del Departamento de Comercio de los Estados Unidos cuyas actividades se centran en las condiciones de los océanos y la atmósfera.

El reporte del SMN el día en que el nuevo satélite envió las primeras imágenes

[El satélite GOES-16 envió sus primeras imágenes]

El satélite meteorológico más avanzado ya está en órbita y ayer se conocieron las primeras imágenes de toda la Tierra, del espacio y de Argentina. El GOES-16 observará nuestro plantea desde una vista ecuatorial, aproximadamente a 35.888 kilómetros de altura, creando imágenes de disco completas.

La comunidad meteorológica mundial celebra este adelanto que permite un monitoreo más exhaustivo de las condiciones meteorológicas. El Servicio Meteorológico Nacional podrá acceder a las posibilidades que ofrece el nuevo dispositivo para mejorar los pronósticos, alertas por eventos severos, cenizas volcánicas, incendios forestales, entre otros.

La NASA lanzó con éxito el GOES-R a las 6:42 pm EST el 19 de noviembre 2016, frente la estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida y se renombró GOES-16 cuando se alcanzó la órbita. En mayo, la NOAA anunciará la ubicación prevista para este satélite y en noviembre de 2017, el GOES-16 estará en funcionamiento, ya sea en la posición del GOES-Este o GOES-West .

–Tecnología de punta para la meteorología–
Situado en órbita geoestacionaria, el satélite escanea la tierra en alta resolución y con actualizaciones más rápidas (30 segundos) para proporcionar vistas más nítidas y más detalladas de los sistemas meteorológicos peligrosos, revelando características que los instrumentos anteriores podrían haber pasado por alto Explorará el cielo cinco veces más rápido que la sonda espacial GOES actual, con cuatro veces más resolución de imagen y tres veces los canales espectrales, lo que nos permitirá vigilar y predecir la evolución de los sistemas con mayor precisión.

Como resultado, los pronosticadores pueden emitir alertas y avisos más precisos, oportunos y confiables, y proporcionar una mejor información a los administradores de emergencias y otros tomadores de decisión. Se espera que con este instrumento se pueda mejorar el seguimiento de los huracanes y los pronósticos de intensidad, la predicción y las advertencias del tiempo severo, incluyendo tornados y tormentas eléctricas. Además, las mejores estimaciones de precipitación del GOES-R darán lugar a avisos de inundaciones más oportunos y precisos.

En el marco del lanzamiento del GOES-16, el SMN prevé realizar, de manera interdisciplinaria, actividades de capacitación necesarias para la lectura e interpretación de las nuevas imágenes del GOES-16 que ayudarán a brindar un mejor servicio. Estarán destinadas a los agentes pronosticadores que cumplen funciones en las diferentes oficinas meteorológicas emplazadas a lo largo y ancho de nuestro territorio.

Tras los pasos de GOES-16, anteriormente GOES-R, será puesto en órbita el GOES-S, la próxima nave espacial en la serie, cuyo lanzamiento está previsto para la primavera (del hemisferio norte) de 2018.

Enjoy this blog? Please spread the word :)