“A partir del segundo semestre, Argentina se empezará a recuperar”

El larroquense Sergio Kneeteman, presidente del bloque de diputados de la UCR en la legislatura provincial, habló para un medio de Crespo y analizó la situación de la provincia y el país.

– ¿Qué reflexión le merece la actual gestión que encabeza Gustavo Bordet en la provincia?

– Estamos viendo una situación de cambio, que es lo que la gente votó en octubre. En muchas ciudades, se da la particularidad de que hay un gobierno municipal de Cambiemos, con una gestión justicialista en la provincia y de nuestro frente a nivel nacional. Esto nos obliga a todos a necesitarnos, a diferencia de la hegemonía política que se vivió durante los últimos años, donde un partido se creía dueño del poder y de las decisiones, por el hecho de haber ganado una elección. Ahí, vivimos una etapa de poco diálogo, de intolerancia política, en definitiva, fue una época difícil, que por suerte cambió.

Hoy, Gustavo Bordet necesita del gobierno nacional y nosotros también necesitamos de él. Además, lo veo como una persona de diálogo y ha bajado esa orden a sus ministros, que atiendan y reciban a la oposición, que contesten los pedidos de informes. Esperamos que todo esto que hoy se empieza a vislumbrar, también se pueda transformar en hechos.

– ¿Qué le gustaría concretar, como presidente de bloque en este año legislativo?

– Estamos trabajando en proyectos vinculados con los organismos de control en la provincia. La mayoría están previstos, luego de la reforma de la Constitución de 1998, pero que no se implementaron. Todas estas instituciones previstas, tienen que integrarse como corresponde y en esto estamos trabajando. Se lo adelantamos al gobernador en una reunión que tuvimos días pasados y lo hemos hablado con legisladores del justicialismo y esperamos tener el acompañamiento. Bordet nos manifestó que no tiene problemas, que necesita que lo controlen y eso, a nosotros nos parece saludable.

También estamos trabajando en unamodificación de la Ley Electoral. No puede ser que los entrerrianos tengamos la vieja “Ley Castrillón”, que es un sistema que nos ha traído muchos problemas. Todos sabemos la forma en que votamos en las pasadas elecciones, con esas boletas de más de un metro de largo. A partir de la reforma, creemos que hay consenso con el gobierno, de ir hacia un sistema de boleta única y si es electrónica, mejor aún.

Estamos trabajando junto con el gobierno, que ha demostrado interés y en serio, para avanzar en la adhesión a la Ley Nacional 26.052, que es la que desfederaliza la lucha contra el narcotráfico. La policía va a tener las herramientas para actuar rápidamente y la justicia entrerriana va a juzgar esos delitos.

Habrá que dejar sin efecto la última Ley 10.329, que se aprobó en el gobierno de Urribarri (Narcomenudeo), que fue declarada inconstitucional e ir hacia una nueva adhesión. Participé la semana pasada de una reunión en el Ministerio de Gobierno, donde estaba la cúpula de la policía entrerriana, el secretario de Seguridad y el de Justicia de la provincia, el Procurador General, representantes del Superior Tribunal de Justicia, ministros, legisladores y noto que hay un compromiso fuerte de todos, para avanzar rápidamente en la sanción de esta ley.

– Hubo siempre mucha oposición a que se apruebe…

– En este encuentro hubo representantes de la Justicia que planteaban que cuando se pusiera en marcha esta ley y se empezaran a detener a los narcotraficantes, vamos a tener problemas en las cárceles entrerrianas, que están colapsadas. Y una de las cuestiones que se planteó es tener más pabellones dentro de las mismas cárceles, ya que hará falta lugar. Hoy además tenemos el problema de que están mezclados presos que tienen salidas transitorias con los que tienen cadena perpetua.

 

Unidad del bloque

– Al inicio de la gestión, el diputado Ricardo Troncoso de Maciá se separó del bloque…

– Troncoso planteó al principio de la gestión su decisión de formar un bloque personal… De todas maneras, está vinculado con nosotros, votamos juntos y hasta ahora no hemos tenido mayores problemas, lo mismo que con los diputados del Frente Renovador. Hay una situación de diálogo, debate, nada es como antes, que era una especie de escribanía de lo que necesitaba el gobierno provincial.

– Esta semana, el gobernador Gustavo Bordet estuvo buscando apoyo en Nación, fundamentalmente por el déficit de la Caja de Jubilaciones…

– El problema más grave que tiene nuestra provincia es el económico. Estamos atravesando una situación difícil, que Bordet también lo reconoció. La provincia quedó con una deuda consolidada de más de $ 12.000 millones y una flotante de casi $ 5.000 millones, lo que hace $ 17.000 millones. A eso, hay que sumarle el déficit de la Caja de Jubilaciones, que es de más de $ 2.600 millones, por lo que la cifra llega a los $ 20.000 millones. La provincia necesita ayuda permanente del gobierno nacional para poder pagar los gastos corrientes.

– ¿Qué cree que puede aportar la Nación para auxiliar a la provincia?

– A partir de la eliminación de la Ley Cerrojo y que de vuelta podamos acceder “al mundo”, llegarán las ayudas. Bordet nos decía que tiene un empréstito casi otorgado, si se aprobaba dicha ley, de U$S 3.000.000 en un primer tramo y otro de U$S 5.000.000 para tener acceso a créditos, a tasas mucho más baratas y a más plazo, que es lo que estamos necesitando. Hay un montón de rutas que están destruidas y a partir de créditos a tasas mucho más razonables, podemos esperar que la provincia empiece a marchar nuevamente.

– En la zona de Crespo, hay esperanza de que se construya la autovía a Paraná…

– Entre Crespo y Paraná, se necesita urgente que se pueda hacer la autovía, lo mismo que el acceso sur de Paraná… A partir de que Argentina pueda estar de nuevo dentro de los países normales que acceden a créditos, como lo está Perú, Paraguay, Chile, vamos a empezar a ver estas obras…

 

División Departamental

– ¿Es posible que Paraná Campaña se divida de Paraná y tenga su propio departamento?

– Sabemos que es un departamento grande en el que hay situaciones y necesidades distintas, no es lo mismo Oro Verde que Paraná ni Hasenkamp, ni Hernandarias, pero hoy no estoy viendo ninguna factibilidad, sobre todo desde el punto de vista económico y tampoco veo en la Cámara de Senadores o Diputados que haya un proyecto que lo impulse. No creo que a corto plazo se pueda dar…

– ¿Y la implementación de las comunas…?

– Es uno de los déficits que ha tenido el gobierno justicialista. La Ley de Comuna tiene que ponerse rápidamente en funcionamiento. Todas las Juntas de Gobierno que se transformen, van a necesitar la coparticipación correspondiente y hoy la situación en la provincia está muy complicada, por lo que tendremos que buscarle la vuelta, quizás tendrá que ser progresivo, pero no puede ser que sigan como juntas algunas localidades, cuando son verdaderos pueblos, que no tienen autonomía, no pueden planificar ni cobrar tasas…

 

Futuro del Frente Cambiemos

– ¿Cómo es la convivencia de Cambiemos con el PRO?

– Días pasados tuvimos un Congreso de la UCR, donde se analizó la situación del país y de la provincia y hacia adentro miramos la situación de Cambiemos. Cuando se habló de la realidad que atraviesa nuestro Frente, algunas voces se levantaron, manifestando posiciones críticas respecto del momento de su institucionalidad. Se necesita tener una Mesa Provincial, con una conducción donde se discutan las políticas y se tomen las decisiones.

Hoy estamos un poco desorganizados y cada uno trabajando desde su lugar. Los diputados y senadores provinciales por un lado, tratando de generar los proyectos que necesitamos impulsar y los legisladores nacionales lo mismo, cada uno trata de ubicarse en esta realidad, pero ya es tiempo que Cambiemos se institucionalice a nivel provincial. Es necesario que nos fortalezcamos y trabajemos para ganar las elecciones legislativas el año que viene y sobre todo para ser gobierno en la provincia dentro de 4 años.

– En Entre Ríos, el PRO no tiene la representación territorial con la que cuenta la UCR…

– Somos 2 espacios distintos, el radicalismo tiene una distribución geográfica que hace que en cada ciudad tenga representación, con su comité, su partido funcionando y de hecho, de los 29 intendentes de Cambiemos, 27 son radicales. Tenemos una estructura muy grande, histórica y el PRO en tanto, es un partido nuevo, que tiene una forma de funcionar mucho más vertical, que ni siquiera está funcionando como partido organizado en la provincia. No pensamos lo mismo, pero creemos que nos complementamos y en ese marco, estamos trabajando muy bien.

 

Gobierno de Macri

– ¿Está de acuerdo con las políticas implementadas por el gobierno de Mauricio Macri?

– Estamos transitando un momento, que todos sabíamos que iba a ser complicado. Si ganaba Scioli, no se hubiesen tomado medidas diferentes. Asumimos en una economía distorsionada, con indicadores que no funcionaban o no existían, había un relato que mostraba una realidad por todos los medios que no era tal y el sinceramiento que había que hacer de la economía, para tomar verdadera dimensión, era obvio que iba a generar dolores de cabeza.

Era mentira el dólar oficial, eran mentira los índices de inflación. Todas esas cuestiones, son problemas que se encontró el presidente y trabaja todos los días para ir encontrando soluciones. También se había comprometido con la quita de retenciones al agro y así lo hizo. Todos tenemos mucha confianza que a partir del segundo semestre, Argentina se empezará a recuperar.