La actividad ovina regional vivió otra gran jornada en Urdinarrain


El sábado se realizaron los remates correspondientes a la Expo Ovina, que este año hubiera tenido su quinta edición, pero por las restricciones de la pandemia, debió reducir su actividad. Buenos precios, excelente oferta en cantidad y calidad y buena concurrencia de compradores le ponen otra cucarda al evento.

 

Con menos despliegue que en año anteriores y hasta promocionada simplemente como «remate ovino de Urdinarrain», la Quinta Expo Ovina volvió a mostrar el gran potencial ovino entrerriano y a reunir un buen muestreo de lo que es el trabajo de los cabañeros que producen genética de primer nivel y que ponen a disposición de un cada vez más importante números de productores que amplían sus rodeos o de interesados en dar los primeros pasos en la actividad.

La importancia del evento quedó marcado en el volumen de negocios y en el interés de los compradores que compitieron por la hacienda a un ritmo ágil y dinámico, al golpe del martillo de Mauro Ronconi de la consignataria Fraccarrolli y Ronconi de Urdinarrain.


Daniel Sánchez y Sergio Taffarel, productores ovinos e integrantes del grupo Cabañeros Unidos, que participaron en la organización del evento, se refirieron a la exitosa jornada de enmarcada en la habitual Expo Ovina, que este año consistió solamente en remates, ya que que la muestra que habitualmente se realiza -con diferentes atractivos- debió suspenderse, debido a las restricciones que impone la pandemia. Por eso, con todos los protocolos que debieron ponerse en práctica, se pudo realizar la convocatoria.

«Estamos satisfechos por lo que se logró desde el grupo Cabañeros Unidos -opinó Sánchez- que llevamos muchos años trabajando, de poder concretar este remate y poder vender la totalidad de los animales que ingresaron: 402 de consumo, 415 de majada general y el resto de hembras reproductoras con papeles, de pedrige, puro por cruzas controladas y reproductores machos» detalló.

A su vez explicó que «en el consumo hubo corderos, ovejas y machos de descarte de producción y capones, todo eso se vendió muy bien, tenemos un promedio de $3.630.  Estamos hablando de precios en la pista de corderos de $151 el kilo como máximo y $136 el kilo como mínimo».


Respecto de las razas que estuvieron consignadas mencionó a la Hamshire Down, Texel y Pampinta, algunas Dorper, hubo un lote de Ideal -de la zona de Chajarí- y después mucho oveja cruza o criolla». Entre los productores que consignaron hacienda eran de Chajarí, Hasenkamp, Alcaraz, Villaguay, Gualeguay, Larroque, Gualeguaychú, Urdinarraín y de Herrera».

Asimismo, señaló que «con respecto a la venta de majada general -que eran 415 ovejas- estamos hablando un promedio de esa oveja de $6.728 en pista y este valor sale de haber vendido lotes con precios máximos de $14.000 ovejas generales y vientres de reproducción, y $3.800 las más económicas, creemos que fue un muy buen remate para la genética».

Sánchez opinó que «hubo mucho interés en la compra o inclusive gente con créditos aprobados de ley ovina que pudieron llevarse algo de vientres y lo mismo para los reproductores, que fueron las mismas que mencionamos en majada general incluyendo algún carnero Ideal que también participó Romney Marsh, Hampshire, Texel y se mostró un carnero Santa Inés que no salió a venta y después otra las razas que sí salió a ventas fue el Dorper»

En estos últimos «se lograron $62.000 un canero Texel, después los Hampshire, el campeón que primero entró se vendió en $55000 y de ahí para abajo más o menos lo valores de los reproductores en general se vendieron alrededor de los 30 a $35.000»

Sergio Taffarel comentó que «fue un remate realmente muy importante y recordó que se hizo en el marco de la quinta exposición ovina y octavo encuentro de productores. Destacó la presencia del Ministro de Producción Juan José Bahillo, del diputado Leonardo Silva y del intendente Sergio Martínez de la ciudad de Urdinarraín.

Señaló que las subastas fueron muy rápidas y eso marca el interés de la gente para para la compra los animales. En menos de dos horas pasaron los 800 animales por el martillo, donde se lograron importantes valores, acorde a la muy buena calidad de la hacienda.

Como dato que revela la importancia de la convocatoria, mencionó que hubo gente de Buenos Aires y de Santa Fe, y principalmente vimos un muy marcado interés de la gente de Entre Ríos y de la zona. Fue un remate muy interesante y lo importante también es que va a ir dejando valores de referencia para futura comercialización.

«Estamos muy contento y queremos agradecer a todos aquellos que nos dieron una mano, tanto económica como el CFI, el EPPE, la Municipalidad de Urdinarraín, el gobierno de la Provincia, la Ley Ovina y Caprina y el grupo cambio rural, Muy agradecido a todos y realmente fue un remate espectacular una jornada muy buena» finalizó Taffarel.