La curva del Covid en Larroque ondula hacia abajo


Los últimos reportes se diferencian de los que se publicaban en Larroque hace un par de semanas, por una menor tasa de contagios. 

 

Quizá por casualidad el riesgo permanente de las reuniones sociales en este último tiempo no se ha traducido en un recalentamiento de los contagios. Igualmente el virus sigue ahí, rondando la región y muy presente en Gualeguaychú y Gualeguay, afectando a esos centros urbanos importantes que rodean a Larroque con los cuales hay un permanente contacto comercial y de servicios.

En ese contexto nuestra ciudad ha tenido unos cinco casos en lo que va de la semana y dos personas en estudio. Hasta el lunes había 21 activos y ayer el municipio publicó la información de otros cinco casos positivos, lo que supone que 26 personas tienen el covid actualmente.


Lo más preocupante son las tres personas hospitalizada con factores de riesgo, algo previsible a esta altura de la pandemia en la que se contabilizan 173 personas que han tenido coronavirus, un número en que comienza a pesar la estadística, con el porcentaje de casos complicados que se dan cada 100 contagios.

Ha sido un acierto haber pasado al diagnóstico local por nexo, lo que simplifica los tiempos y descomprime el sistema de salud, tanto en los tiempos como en lo económico. Es cierto que la certeza del hisopado en algunas personas baja el nivel de incertidumbre, pero para las personas que tienen síntomas y cercanía con casos positivos confirmados por esa vía, es un trámite innecesario.

Quienes dirigen los organismos de salud, repiten «el hisopado no cura», queriendo dar a entender que mucha gente desespera para que se lo hagan, cuando en muchos casos no hace falta. Una variante intermedia es el estudio que detecta anticuerpos, más útil en personas con síntomas, puesto que este tipo de resultados puede dar positivo en personas que ya no tienen en virus activo.


En términos de controlar la propagación se toman las mismas medidas en confirmados por hisopado como por nexo, por lo que es importante sostener los cuidados y el aislamiento ante la mínima sospecha de haber estado en contacto estrecho con una persona que ha tenido un análisis positivo, tanto sea por detección del virus, de anticuerpos o por nexo.

Y siempre es bueno el distanciamiento con las personas con factores de riesgo, especialmente si en nuestras ocupaciones diarias tenemos contacto con gente que no forman parte de nuestro entorno cercano, algo que se da en el intercambio comercial físico.