La demanda de energía estuvo cerca del récord este lunes en Entre Ríos   


La demanda de energía ayer en la provincia fue de 800 megavatios (MW), muy cerca de los 830 MW que la distribuidora de energía tiene como pico record. Se estima que los aires acondicionados tuvieron un uso a pleno a las 14.
airetem
Casi un año atrás, precisamente el 23 de enero de 2014, a las 14.55, los entrerrianos producían uno de los mayores picos de consumo de energía eléctrica que se conoce. El de esa fecha fue el séptimo histórico en la nómina que lleva la distribuidora Energía de Entre Ríos SA (Enersa), y que demandó al sistema integrado nacional que provee de electricidad 781 Megavatios (MW). En ese tórrido día la temperatura promedió los 40º y se vivió un verdadero infierno, con la figura salvadora central del aire acondicionado, para quienes no pudieron refrescarse en la pileta. Sin embargo, el mayor pico que registra la empresa es del 830 MW.Ayer, lunes 26 de enero de 2015, el consumo eléctrico de Entre Ríos alcanzó niveles muy altos, y llegó a los 800 MW –apenas 30 menos que ese récord máximo–, en uno de los días más calurosos del año, donde la temperatura promedio en la provincia fue superior a los 35º, llegando en lugares a ubicarse la sensación térmica cercana a los 39º.

A pesar de que el sistema fue exigido, no se produjeron cortes en el servicio, y el sistema respondió con solidez. También es cierto que muchos entrerrianos se encuentran de vacaciones y al momento de mayor demanda (entre las 14 y las 15) no había tantas oficinas o lugares públicos importantes abiertos, por lo que no hubo tantos aires acondicionados encendidos.

Este panorama lo confirmó el gerente del Área de Sistema de Transporte de Alta Tensión de Enersa, Omar Ramos, quien se encontraba por la tarde recorriendo la provincia. Ramos indicó que a pesar del alto consumo, el sistema respondió sin problemas, al igual que las cooperativas eléctricas que brindan el servicio en la provincia.
“Estuvimos muy cerca del récord de 830 MW que tenemos como límite.

En el día de ayer, cuando a las 14 aproximadamente el promedio en la provincia era de 35 grados, pero con puntos que alcanzaron los 40 grados. El sistema respondió sin problemas con una demanda sostenida donde el aire acondicionado es el problema principal. Hace 15 años esto no era un problema para el sistema, pero hoy es una carga muy fuerte. Es lo que se llama carga de recuperación o carga reactiva, que hay que compensarla con capacitores”, explicó a El Diario el funcionario técnico de la empresa de energía entrerriana.


Si bien cuando las temperaturas son altas durante el día el calor afecta al sistema porque genera una mayor demanda de los consumidores, Ramos explicó que el problema reside en que la amplitud térmica (la brecha entre la temperatura más alta y la más baja) no es grande. Durante la noche, al no descender lo suficiente la temperatura (por debajo de los 18º), los sistemas eléctricos no pueden enfriarse lo suficiente para recuperarse.
“Hablando comúnmente, las máquinas necesitan refrigerarse y puede que durante el día la temperatura llegue a los 45 grados, pero si por la noche bajan de los 18 grados, el aire y los ventiladores enfrían los aceites y la refrigeración hace que los equipos comiencen el día refrigerados y puedan soportar altas temperaturas. Si esto no sucede, el umbral es alto y allí puede haber problemas”, explicó Ramos quien dijo que este lunes los equipos arrancaron el día con 21º, lo que hizo que con la jornada agobiante, los equipos debieron esforzarse para bajar la temperatura. “Esto es como un coche que necesita andar por rutas y calles donde corra aire y refrigere los sistemas, si no el motor se recalienta y no funciona”, comparó.

Oferta
La creciente demanda de energía eléctrica en Entre Ríos la suministran tres fuentes de abastecimiento: la de la zona oeste que llega desde Santa Tomé con más de 500 KW, la de Colonia Elía y la de Salto Grande, que además permite proveer de 40 megavatios al sur correntino, y que lo suministra directamente la Comisión Administradora para el Fondo Especial de Salto Grande (Cafesg) con una transportadora que tiene una base en Chajarí.

“Con la previsión del abastecimiento se trabajó bastante bien durante el año, y se ha comprado un transformador de 300 MVA (megavolt amperes) que fue una inversión de la Secretaría de Energía de la Nación para Colonía Elía y entonces llega hoy a 450 MW. También se incrementaron los transformadores en Paraná y nos favoreció la inversión de la mejora en el sistema de transporte al comprar una línea de 132 Kilovolt que sirvió para unir Colonía Elía con Concepción del Uruguay”, explicó Ramos.


De todas maneras y más allá de los aspectos técnicos, el funcionario hizo hincapié en la temperatura estival como un factor clave y, fundamentalmente. “El comportamiento humano que es bastante errático. La potencia de la demanda de los aires acondicionados está instalada y es una Espada de Damocles. Hasta ahora no tuvimos problemas, y esperemos seguir así, pero ya le adelanté que mañana (por hoy martes) está anunciado más calor que este lunes, así que debemos estar preparados”, concluyó el funcionario de Enersa.

Recomendaciones
Enersa, como es habitual, recomendó como todos los veranos modos de optimizar el recurso energético y que no se generen saturaciones en el sistema a la hora de utilizar los electrodomésticos.

Aire acondicionado: Regular los aparatos de aire acondicionado en 24°. Es una temperatura ideal para cualquier ambiente de la casa. Por cada grado inferior a esa temperatura, el consumo aumenta entre un 5% y un 7%. Si tiene más de un aparato de aire acondicionado en su hogar, no utilice todos al mismo tiempo. Apáguelo una vez que el ambiente está refrigerado. Mantenga cerradas las puertas y ventanas de las habitaciones, así evitará el ingreso de aire del exterior al ambiente climatizado. Limpie periódicamente los filtros.

Heladera/Freezer: Asegúrese de que la puerta cierre bien. Cambie el burlete si está roto. Ábrala sólo cuando sea necesario y por el menor tiempo posible.
Enfríe completamente las comidas antes de colocarlas en la heladera. Si se trata de una heladera con congelador, tenga la precaución de descongelarla regularmente. El sobreconsumo comienza cuando la caja de hielo llega a un espesor de 5 mm.

Iluminación: Evite dejar las luces encendidas si no las utiliza. Cambie en forma progresiva los focos comunes por lámparas de bajo consumo, ya que requieren menos energía y duran más. Es importante verificar la calidad de estos productos a la hora de comprarlos. Pinte de colores claros las paredes internas y techos de su casa, así podrá utilizar lámparas de menor potencia para iluminar los ambientes. Mantenga limpios los focos; la tierra acumulada disminuye la intensidad lumínica.

Plancha: Evite desperdicios de calor y el secado de la ropa con plancha. Gradúe el termostato de acuerdo al tipo de tejido a planchar. Desconéctela antes de concluir el planchado para aprovechar el calor remanente. Junte cantidades de ropa para planchar, así evitará desperdicios de energía con el reiterado encendido y apagado de su plancha.
Lavarropas: Efectúe los lavados cuando llegue a la capacidad máxima aconsejada por el fabricante. No sobrepase la capacidad máxima establecida. Utilice el programa económico para lavar poca ropa. Use la cantidad correcta de jabón para no tener que realizar más de un enjuague

Energía en espera: Desenchufe aquellos artefactos eléctricos que permanecen conectados a la red sin estar encendidos, ya que los mismos consumen lo que se denomina “energía en espera”. Procure hacerlo, especialmente, antes de ir a dormir.