La escuela técnica presentó a la municipalidad su proyecto de auto eléctrico


Participarán del concurso “Desafío Eco YPF” junto a estudiantes de educación técnica del país, en el que deberán realizar autos eléctricos de emisión cero. Los alumnos de la Escuela Técnica 4 “Pablo Broese” se reunieron con el presidente municipal para solicitarle apoyo para la inscripción.

 

 

El concurso fomenta el cuidado del medio ambiente a través del aprendizaje integrado y la aplicación de principios científicos, conceptos matemáticos y de sistemas tecnológicos en un prototipo ecológico. Cada equipo trabaja en un diseño propio, partiendo de un reglamento técnico y un kit de fabricación aprobado por el Automóvil Club Argentino. En noviembre, en Buenos Aires, se realizará la octava edición de esta competencia.

Durante la semana, docentes y alumnos del 7º Año de la escuela técnica, visitaron el municipio y mantuvieron una reunión con las autoridades. Tras la misma, nos contaron sobre esta ilusión de participar en el certamen. La propuesta es trabajar desde la institución educativa de manera mancomunada, con la colaboración de la comunidad. La tarea de fabricación se realizaría a contraturno.


“Se trata de hacer un auto eléctrico, donde los organizadores otorgan el motor, las ruedas, la batería, entre otras cosas”, explicó el profesor Gastón Marchesini. “Nosotros, a su vez tenemos que fabricar el chasis y la carrocería y dejar el auto en condiciones. Luego, en la competencia, hay que cumplir con el objetivo, que es hacer un recorrido con la mayor autonomía”.

El alumno Facundo Godoy, señaló: “necesitamos alrededor de 85.000 pesos para la inscripción y a partir de ahí recibimos el kit. Para lograr ese monto inicial tenemos pensado hacer rifas, solicitar colaboración a las empresas. En el municipio nos dijeron que contáramos con ellos, que nos iban a dar una mano. Por su parte, el estudiante, Omar Ríos, agregó: “El 30 de junio cierra la inscripción y la competencia se realiza el 18 y 19 de noviembre”.

El profesor Joaquín Arrejoría indicó que “es la primera vez que la Escuela Técnica de Larroque va a participar del concurso. Una de las preocupaciones es conseguir el dinero de la inscripción. Luego, tenemos que reunir los materiales y fabricar el auto. Se premia al mejor diseño, al más aerodinámico, con mejor forma estructural, resistencia y autonomía. El desafío de alumnos es aprender a pilotear el vehículo”.


Francisco Hilt: “Más que nada queremos representar a Larroque y que a nosotros también nos sirva de experiencia”.

Gonzalo Martínez: “La idea es que refresquemos los conocimientos que hemos adquirido y los apliquemos en este proyecto”.

Andrés Villagra: “en total somos siete alumnos, más un profesor, los que podemos estar en bóxer. Ya tenemos dos pilotos confirmados para el manejo del vehículo. Vamos a trabajar por fuera del horario de clase y cada uno cumplirá funciones específicas; por ejemplo, en mi caso, me voy a encargar de la parte electrónica”.

Finalmente, Arrejolía, manifestó: “los alumnos van a poner en práctica los conceptos aprendidos en mecánica, tornería, soldadura, electrónica, diseño, electricidad para lograr el producto. Y tendrán que apelar a la creatividad porque ellos, obviamente, no acostumbran a hacer autos”.