La Expo Ovina siguió creciendo y mostró su potencial productivo

La tercer edición del evento realizado en Urdinarrain, junto al sexto encuentro de productores, fue una excelente vidriera para reflejar el trabajo en el desarrollo genético de los cabañeros del sur entrerriano y las posibilidades gastronómicas de la carne. Hubo charlas que generaron gran convocatoria por el interés que generaron.

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Ingeniero Agrónomo Daniel Sánchez es uno de los miembros del grupo Cabañeros Unidos que junto al EPPE y el Municipio de Urdinarrain organizan la EXPO OVINA y que desde hace varios años son la punta de lanza de una variante dentro de la actividad ganadera, que tiene un techo muy alto.

Los Sanchez, (Daniel y Juan Carlos) tienen en su historia familiar una tradición en la producción ovina de casi 90 años que comenzó con su abuelo, que llegó a tener unas 1.000 cabezas en diferentes entre Urdinarrain y campos cercanos. Era en tiempos donde Entre Ríos las ovejas formaban parte de la actividad mixta bastante balanceada con la bovina, hasta que la serie de desaciertos con las políticas agropecuarias fue desalentando la producción.

El objetivo común que persiguen junto al resto de los cabañeros, entre los que hay gente de Larroque e Irazusta y de otras localidades cercanas, es propagar la actividad y poner a la carne ovina en la mesa de los entrerrianos, como una cuarta alternativa.

En ese sentido, el evento de este fin de semana es una actividad que logró claramente la meta de acercarse a los potenciales consumidores y a encenderles la curiosidad a la gente de campo que como mucha otra gente solo ve un cordero en los asados de fin de año.

Como balance luego de los tres días que duró la expo incluyendo las reuniones del viernes, Daniel Sánchez destacó que “quedamos muy conformes con el resultado que tuvimos” y subrayó que hubo “mucha gente, sobre todo el día domingo a la tarde”.

Describió que las ventas estuvieron bien, “que es lo que nos interesa a nosotros” y precisó que “tuvimos un promedio en los machos Hampshire de $19.000” y que “se vendieron la totalidad de los animales. Quedó alguno de las razas laneras, algo propio de la zona. Los de lana fueron un poco inferior en precios, pero se vendieron bien, dentro de las expectativas”.

A su vez explicó que “la hembra general, que se vendió como reproductora, todos los lotes fueron vendidos y las borregas que son reproductoras pero ya que iban con papeles, “de pedigree” se vendieron todas”. Hubo compradores de la provincia Santa Fe, norte Entre Ríos, provincia Buenos Aire, inclusive el Jurado que actuó en la tarde del sábado también se llevó algún animal, así que estamos muy conformes con las ventas” remarcó.

También se mostró conforme con los diferentes atractivos que lograron reunir a lo largo de la muestra. “Esto es una expo chica, lleva su tercer año y tuvo muy buena respuesta” señaló.

Respecto de eso, enumeró que “hubo una demostración de todos los cortes de una res completa, con un técnico que es especialista que va haciendo comentarios a media que va cortando, y a la vez va preparado sobre una hornalla como estufa Roquet, algo bastante artesanal pero muy atractivo. Eso funcionó muy bien y la gente quedó muy interesada”.

También comentó que hubo mucha gente mirando la esquila y en las dos charlas que tuvimos: el sábado con Gregorio Vasquetto de Río cuarto Córdoba, de Adelia María con lo que es el PRV (Pastoreo Racional Voisin) en ovinos y en gallinas y después el domingo con José y Luis Angeramo de Gualeguaychú, ambos ingenieros agrónomos, que disertaron sobre todo lo que es el valor agregado de la leche caprina: dulce de leche, queso de leche caprina, y productos artesanales como son dulces, almíbar y esas cuestiones. La verdad que muy muy interesante lo que estos chicos hacen en muy pocas hectáreas”.