La insolvencia de la Parroquia le podría traer más costos a la municipalidad


Es porque la demanda de Pedroza por daños y perjuicios fue hecha contra la Parroquia, que no tiene bienes propios. La sentencia fue a consecuencia del incidente ocurrido en el año 2003, en el que un joven sufrió lesiones por la explosión de un artefacto de pirotecnia que quedó sin estallar luego de la inauguración de la gruta de la Virgen de la Medalla Milagrosa.

La confirmación de la sentencia contra el municipio, un particular y la Parroquia, le podría significar al estado larroquense un costo similar al que el concejo deliberante aprobó el jueves pasado, ya que la institución religiosa local no tiene bienes a su nombre, sino que tanto el templo como la casa parroquial están a nombre del Obispado de Gualeguaychú, que en ningún momento fue mencionado en la presentación judicial patrocinada por el abogado Alfeo Gette  .

Hasta la semana pasada la parroquia no había sido notificada de la sentencia en su contra y aunque se aguardaba novedades al respecto, tanto el obispo Zordán como el Párroco Reverdito, indicaron la situación de insolvencia, sin sacar conclusiones de lo que podría pasar. «Todos los bienes están a nombre del Obispado de Gualeguauchú, expresó el Padre Heraldo, inclusive el vehículo»


«Como la condena es solidaria, la parte demandante puede solicitar el pago total a cualquiera de los demandados» admitió Jaime Benedetti, abogado del municipio en el caso, quien además dijo desconocer cuál es la situación patrimonial de la Parroquia aunque supuso que si existen cosas a nombre de la misma, estas serían inembargables.

La posibilidad de un nuevo desembolso que deba afrontar el municipio, además de los casi 1,3 millones que el ejecutivo decidió abonar, pasará a ser una preocupación del intendente electo, Leonardo Hassell, porque implicará una erogación no prevista. Igualmente, las actuales autoridades municipales confían en que la próxima gestión, tal como sucedió con la sentencia por el caso De Nardi al principio del período de gobierno, podría gestionar un aporte extraordinario al estado provincial.

Claramente, Hassell piensa más en pedior aportes al gobierno provincial para invertir en obras que en saldar eventuales deudas. Al mismo tiempo, el equipo de Darío Benedetti asegura que la situación financiera con la que entregará la municipalidad no le traerá ningún sobresalto a la próxima administración.