La lluvia llegó justo a la zona núcleo y se espera una buena cosecha

La región núcleo alcanzará su segunda mejor marca luego de las últimas lluvias que recompusieron la situación de sequía. La Bolsa de Comercio de Rosario estimó casi 14 millones de toneladas de maíz, apenas 1 millón menos que el récord del año pasado.

 

 

«Tras la increíble recuperación hídrica de los últimos 15 días de lluvias, la situación productiva dio un vuelco de 180 grados», destacan desde la entidad rosarina.

El hecho es que sucedió lo imposible en los últimos 15 días: «La región núcleo necesitaba entre 100 y 20 mm para el maíz, las lluvias cumplieron tras seis meses de sequía. Así quedó atrás la primavera más seca de los últimos 9 años y un invierno avaro en extremo. Ni aún las previsiones más optimistas podrían haberlo previsto. Estas lluvias fueron oro para la región y hoy hacen posible estimar casi 14 millones de toneladas», explican.

Bajo este marco, el maíz 2019/2020 será la segunda mejor campaña de la historia para la región.

Desde la BCR destacan que el agua llegó sobre la hora, justo para el llenado de granos: «Como si fuese el minuto 90 de un partido, así llegó el agua para el maíz temprano».

Fue a partir del 24 de diciembre, justo para reforzar el llenado de granos. El 85% de los cuadros se encuentran en esta etapa, mientras que hay un 15%, ubicado en el sur de Santa Fe y al norte de Buenos Aires que todavía están en floración: «Las lluvias le pusieron un piso al rinde».

Los más altos en la región se proyectan superando los 100 qq/ha, incluso en zonas, como Marcos Juárez, donde se contabilizan pérdidas de rindes por la falta de agua en floración.

El 80% de los cuadros está muy bueno a excelente, un 18% se los considera como buenos y un 2% regulares por haber sido afectados por la falta de agua. Inmejorables, así están Los maíces tardíos y los de segunda. Los más adelantados ya se encuentran con hasta 8 hojas desplegadas.

Las lluvias muy oportunas mejoran también a la soja: «En el este cordobés y sur de Santa Fe la soja de primera arrancó con entrenudos cortos y poca altura. Pero ahora ya está elongando los entrenudos y tiene mayor crecimiento vegetativo».

Ahora la oleaginosa cuenta con disponibilidad hídrica para atravesar la etapa más crítica. El 15% de las sojas se adentra en los inicios de fructificación (R3) con un 73% de los cuadros entre excelentes y muy buenas condiciones. Gran parte del resto se encuentran en floración.

El año pasado para esta misma fecha, un 22% era considerado como regulares a malos por los excesos de agua, donde las malezas lo invadían todo al no haber piso para los controles. Esta vez, más allá de algunos escapes, la soja cerró antes el entresurco y está mejor parada frente a las malezas.

Por Agrofy News