La lluvia torrencial de ayer arrasó un colmenar en Cuchilla Redonda

El apiario pertenece a Nazareno Toloza, el mismo productor que en enero de 2017 había perdido otro colmenar en Talitas. Otra vez la cercanía a un arroyo que raramente desborda y la lluvia que acumuló 240 mm en 24 horas, generaron el escenario desbastador.

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Casi dos años después y a unos 25 km en línea recta del lugar de Talitas donde la tormenta de enero del año pasado le llevó unas 80 colmenas, la lluvia torrencial le volvió a diezmar a Nazareno Toloza otro apiario que quedó en medo de la correntada provocada por la caída de 160 mm de agua en un par de horas en Cuchilla Redonda durante la madrugada del viernes.

La cercanía de un arroyo y el golpe de agua que en 24 horas sumó 244 mm., fueron fatales para unos 200 núcleos en pleno crecimiento y decenas de cámaras de cría listas para recibir el alza melaria. Nazareno espera que algunas colmenas, con más desarrollo, puedan recuperarse gracias a un clima que, salvo lo de este viernes, ha sido favorable para la apicultura.

El aluvión de agua que bajaba del norte colapsando la capacidad del cauce del arroyo que en Google aparece con el nombre de «Río Esquivel», le dio vuelta las colmenas, las corrió de lugar y a otras las arrastró del otro lado de las alcantarillas de la vía del ferrocarril y de la ruta 16, es decir,  más de 400 metros. Las imágenes son idénticas a las de Talitas, con colmenas tumbadas o amontonadas contra la resaca.

«Hoy junte lo que pude, vi muchas ahogadas y mañana voy a juntar lo que esta del otro lado de la ruta, que pasó por debajo de los puentes. Debe ser 10 años que estoy ahí y nunca me había pasado eso» comentó ayer Toloza al regreso de comprobar como había quedado todo. «Cosas de la naturaleza» señaló resignado.