La mirada de Moseñor Zordán sobre el derecho a la vida

El Obispo diocesano reflexionó sobre el debate que comenzó hoy en el congreso de la Nación, que votará el proyecto de la ley que legalizará el aborto en Argentina. Consideró que es bueno que se debata pero afirmó que el derecho a la vida siempre es mucho más valioso que cualquier otro derecho.

 


 

 

Héctor Zordán dio su opinión hoy en el contexto del paso por la cámara baja del proyecto que de aprobarse, despenalizará a las mujeres que decidan interrumpir embarazos. “Es bueno que se debata, nos debemos un debate serio de todos los temas importantes de la vida, lo que sí quizás sea así como preocupante la cantidad de legisladores que piensan que lo justo o lo mejor es despenalizar el aborto”.

El Obispo expresó que “para nosotros, no por nuestra fe sino por una cuestión de opción de humanismo y de valoración de los Derechos Humanos, opinamos, sostenemos que hay que cuidar las dos vidas, la de la madre y la del bebé. Eliminar la vida del bebé que está en gestación no es la solución, cuidar las dos vidas significa cuidar la del bebé y cuidar también la de la madre, ya no descuidar una en función de la otra”.

Señaló que esta es una oportunidad como para repensar cómo cuidamos la vida de las embarazadas, cómo cuidamos la vida de las personas desde el nacimiento o antes del nacimiento, de la gestación hasta la muerte. Seguramente que tenemos baches en nuestra legislación que ahora aparecen o se ponen sobre la mesa, y entonces es oportuno replantearlos, por ejemplo: la ley de la adopción, el cuidado de las embarazadas, la salud de las embarazadas, la salud de la mujer en general. Son temas que van apareciendo y que van a aparecer hoy y que también tenemos que tener en cuenta”.


Piedad
“A mí me parece que no hay que jugar con los mismos criterios, los mismos procedimientos -algunos bastante violentos- que utilizaron quienes están a favor de la ley. Ahí sí invoco a nuestra nuestra fe, nuestras convicciones de fe. Tenemos que actuar de un modo evangélico que significa mansedumbre y misericordia, lo que no significa achicar nuestros criterios, nuestras convicciones e incluso el reclamo por nuestras convicciones. Me parece que tenemos que tener una mirada misericordiosa” ezpresó.

Se mostró preocupado al manifestar que “hay mucha gente nuestra patria que piensa distinto, quizás eso también nos tiene que llamar la atención y cuestionar, porque -si miramos el panorama de la cámara de diputados y lo proyectamos a nivel nacional- la mitad de los habitantes de nuestra patria piensan distinto. Eso también nos tiene que hacer reflexionar y quizá nos tenga que motivar y cultivar más el sentido y el valor de la vida”.

Respecto de la actitud de los jóvenes que están a favor de la ley, Zordán hizo una observación interna y señaló que “no hemos acertado en instalar el valor de la vida o por lo menos una justa reflexión sobre este tema de la vida y del aborto en nuestra sociedad. Los jóvenes generalmente valoran muchos los derechos humanos, la libertad y valor a la vida también”.

Por último aseveró que “la alternativa no es “derecho a decidir sobre el propio cuerpo o derecho a la vida” acá el derecho a la vida siempre es mucho más valioso que cualquier otro derecho, yo creo que tenemos que apuntalar más la difusión de estos valores, sobre todo el valor de la vida”.