La planta de reciclado de residuos generó 3 toneladas de abono orgánico

A través de la tarea que se realiza en la Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos se han obtenido unos 3 mil kilogramos de abono, a partir de los residuos orgánicos y del proceso denominado lombricompostaje.

 

 

El producto es utilizado por el municipio, a través de la Dirección de Medioambiente y Espacios Verdes, para abonar los paseos públicos de la ciudad.

Lombricompostaje es la técnica controlada de realización de humus (abono orgánico) llevada a cabo por lombrices. Éstas realizan la función descomponedora, es decir, reciclan la materia natural: ingieren restos orgánicos en descomposición que, al pasar por su tubo digestivo y transformarse se estabilizan, formándose así el producto final humus, excretado y aportado al entorno como abono.