La serenata cumplió su recorrida y despidió el año a lo grande

Desde el 2000 cumplen el ritual de ponerle un moño al año que termina, al ritmo de balsecitos, chamamés y alguna otra vieja melodía.

 

Ellos empapelan Larroque de esa mezcla de alegría y nostalgia que da la música y el hecho de cerrar un año que como todos tuvo buenas y malas, y los vecinos -no todos- le devuelven la gentileza y les tapizan el acopladito con botellas de toda clase, cosecha y sabor, que como “zapallo en carro”, se acomodan solas.

El año pasado no pudieron estar, la lluvia les suspendió la gira como ha ocurrido en dos o tres ocasiones desde que en el año 2000 salen a exorcizar el año viejo a fuerza de guitarras, órgano y acordeón.

Abelito, Roque, Omar, y los Ricardos, con Elvio en el sonido y el personal municipal a cargo de pasearlos, formaron un conjunto que por más de tres horas iluminó la antepenúltima noche de 2017. Salud!!!

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Enjoy this blog? Please spread the word :)