La última noche del Corso Infantil promete ser una fiesta popular

El evento organizado por la cooperadora del colegio Virué -de este sábado 9 de marzo- se prepara para cerrar el carnaval con un espectáculo para disfrutar en familia. Dos bandas musicales de Gualeguaychú animarán la fiesta y las entradas tendrán un costo de 80 pesos.

Con los pronósticos climáticos que -al menos por ahora- juegan a favor, la cooperadora del Virué se anima a proyectar un corso infantil que buscará convocar a las familias larroquenses y tener un marco de público como en sus mejores noches.

El objetivo es que la gente se sienta cómoda y pueda disfrutar de una oferta que reúne arte en diversas expresiones y en el que se ve el compromiso de los padres y actores sociales de la comunidad para mantener viva la tradición.

Los primeros comprometidos son los integrantes de la comisión que con su trabajo intentarán generar fondos para el “sostenimiento edilicio del colegio y proyectar la construcción de un parrillero y cocina que están faltando para la organización de eventos con fines económicos para el colegio”. explica Ramiro Beber, uno de los que le pone el cuerpo al desafío de la institución.

Esas ganas y el esfuerzo que todos le ponen, bien vale que sea recompensado por la compañía de las familias que a cambio de la entrada -que tendrá un valor de 80 pesos para mayores de 12 años (los menores entran gratis) presenciarán un espectáculo integral, con la actuación de las comparsas locales Yasí Berá, Los Mulatos en carnaval y la murga del barrio las Toronjas, con su apasionado mensaje ecológico. Además se tramita la presencia de una comparsa de adultos de la localidad de Carbó. La gurisada desfilará en las categorías individuales. dúos y conjuntos

Otra cosa a tener en cuenta es que no hará falta proveerse de espuma fuera del “corsódromo” de calle Faustino Suárez, Se venderá al mismo precio que en los comercios -a 60 pesos- e incluso, para ayudar al bolsillo, habrá una promo especial de 2 envases a 100 pesos. La cooperadora pide colaboración en eso y habrá controles para evitar el ingreso de este producto desde afuera. Los precios de los otros productos en la cantina serán muy accesibles y el servicio será rápido.

La música será un condimento clave que tendrá mucha cumbia con los “Mitaí” y los Infraganti de Gualeguaychú, por lo que no faltarán momentos para armar baile y pasarlo bien. Por eso, lo que si deberemos llevar las personas que concurran al corso infantil, será ganas de divertirse sanamente, eso implica, evitar el descontrol y que la guerra de espuma “no escale demasiado”.